Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura importará otro depredador contra la temida plaga del ‘cotonet’

La conselleria traerá de Sudáfrica otro parásito para reforzar la lucha contra un insecto que puede provocar más de 100 millones de pérdidas

Cítricos afectados por la plaga del ‘cotonet’. |

La lucha biológica contra la temida plaga del ‘cotonet’ se va a reforzar en la Comunitat Valenciana. Mientras organizaciones agrarias demandan más medidas contra este insecto y temen que pueda provocar más de 110 millones de pérdidas en esta campaña citrícola, la Conselleria de Agricultura no solo ha hecho 48 liberaciones de un depredador en 37 poblaciones de la Comunitat Valenciana. También ultima los trámites para importar de Sudáfrica un nuevo parásito que lo combata, tal y como ya está haciendo con el ‘Anagryus aberiae’ Los resultados obtenidos con éste último, con un nivel de eficacia de más del 80%, han animado a seguir por este camino «en el que la Comunitat Valenciana está siendo pionera», según aseguró ayer a Levante-EMV el secretario autonómico de Agricultura Roger Llanes tras reunirse con el alcalde, Darío Moreno, autoridades y agricultores.

Con este nuevo depredador, el ‘Allotropa delottococci’, el objetivo es atacar al ‘cotonet’ en un estadio más precoz de lo que lo hace ahora el ‘Anagryus aberiae’, como añadía el secretario autonómico. «Dados los resultados obtenidos, somos optimistas. Pensamos que en un tiempo pasará como con el minador, que al final pudimos con él», dijo sin atreverse a precisar cuándo podrá llegar ese momento y recordando que ahora mismo se practica una lucha «integrada» con feromonas y a nivel químico.

La iniciativa, que se está llevando a cabo en colaboración con el departamento de Protección Vegetal del IVIA, ha tenido en cuenta que el parásito escogido sea eficaz contra esta plaga pero no dé problemas en otras, ni tenga capacidad de cruce con otros insectos generando un problema mayor. Aunque la importación necesitará el permiso del ministerio, desde la Conselleria de Agricultura se descarta que esto pueda ser un problema por las conversaciones mantenidas y se deja claro que, el primer paso tras la importación, será analizar cómo se adapta.

El secretario autonómico añadió que su departamento, «junto el Estado español», sigue trabajando en Bruselas sobre las condiciones de entrada y salida de productos. «No puede ser que nos obliguen a cumplir unas condiciones que son las que deben ser y se acepten para su venta productos que no las cumplan», dijo el secretario autonómico, en línea con las demandas del sector y tras la reciente polémica después de que el ministerio descartara hace poco pedir permiso para un uso excepcional del ‘metil-clorpirifos’; un producto eficaz contra el ‘cotonet’, pero desdeñado en Europa al considerar que entraña un «riesgo potencial grave para la salud».

Compartir el artículo

stats