Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ritmo de reservas apunta a un verano con un 90 % de ocupación hotelera en València

Las agencias de viajes esperan un lleno en los establecimientos de Gandia, Cullera y Peñíscola, y advierten de que los destinos que dependen del turismo británico tendrán cifras más modestas

Dos turistas se registran en el Primus en su reapertura el 7 de mayo.  J.M.lópez

Dos turistas se registran en el Primus en su reapertura el 7 de mayo. J.M.lópez

El ritmo de reservas apunta a una ocupación del 90 % en los hoteles de València en el mes de agosto, según fuentes del sector. Las agencias de viajes esperan un lleno en los establecimientos de destinos como Gandia, Cullera y Peñíscola que se nutren de turistas españoles y advierten de que los que dependen de los británicos como Benidorm tendrán cifras más modestas. El precio medio de los hoteles es un 25 % más bajo que en 2019. Tras ocho meses de travesía por el desierto, el fin del estado de alarma y del confinamiento perimetral ha supuesto un alivio para el sector. Los hoteles abiertos en Benidorm (un tercio de la planta) consiguieron una ocupación del 67,5 % el fin de semana pasado (a pesar de que los clientes internacionales no han empezado a llegar), los del resto de la Costa Blanca tuvieron un 84,2 % de plazas ocupadas, los de la provincia de Valencia un 62,9 % y los de Castelló un 78,9 %, según datos de la patronal hotelera Hosbec.

Luis Fernández, cofundador de la cadena valenciana Sweet Hoteles, asegura que los fines de semana ya está llenando sus dos hoteles de València (Sweet Continental -en la calle Correos- y Sweet Renasa). «Entre semana estamos al 50 %, pero en fin de semana llenamos. Hemos detectado la entrada de reservas de turistas extranjeros a partir del 15 de junio. Son italianos, alemanes e ingleses. La previsión es que en junio alcanzaremos una ocupación del 80 % y para julio y agosto ya tengo reservadas un 40 % de las habitaciones, aunque con una política de cancelación muy flexible. Mi impresión es que son unas tasas de ocupación muy aceptables teniendo en cuenta de donde venimos. En agosto vamos a llegar al 90 %», señala Fernández. El hotelero añade que en un tercer establecimiento que gestiona en la playa de la Pobla de Farnals (el hotel Meraki Beach) espera este verano una ocupación del 100 % con un precio de la habitación de 200 euros.

Los responsables del hotel Primus de València (262 habitaciones) también son optimistas tras reabrir el establecimiento hace tres semanas. «En agosto confiamos en llegar al 90 %. Ahora todavía estamos con una ocupación de entre el 40 % y el 50 % los fines de semana», subrayan.

La patronal Hosbec precisa que los hoteles de Valencia «se están viendo más favorecidos que los de Alicante por las escapadas de los visitantes nacionales. Aunque la demanda es mayoritariamente nacional (73 %), el mercado extranjero representa un 27 %, un dato algo superior al registrado en otras zonas y puntos turísticos de la Comunitat Valenciana». Sin embargo, en Benidorm (motor turístico de la Comunitat con 40.000 plazas hoteleras) «el turismo internacional sigue prácticamente desaparecido ya que el 91,6 % de las habitaciones fueron ocupadas la pasada semana por visitantes de origen nacional», según Hosbec.

A pesar del reinicio de la actividad tras el fin del estado de alarma y del levantamiento del confinamiento perimetral hace dos semanas, el 60 % de los trabajadores de los hoteles sigue en ERTE. La patronal hotelera Hosbec cree que todavía es pronto para hablar de recuperación del sector y reclama que se mantengan las bonificaciones de los ERTE. «Y es que con un índice de apertura de los hoteles que solo está en el 40 % y una ocupación hotelera que apenas supera el 50 %, no se dan las condiciones para desproteger a los empleados que no van a poder incorporarse a sus puestos de trabajo», apunta Hosbec. La patronal incide en que la plantilla media de un hotel es de 51 trabajadores, por lo que «la mayor parte de las empresas ha tenido que soportar un importante coste de mantenimiento durante los últimos catorce meses».

Toni Mayor, presidente de Hosbec, insiste en que «la situación no está nada clara. Aunque somos valientes y abrimos hoteles, eso no quiere decir que la crisis se haya empezado a superar. Todavía quedan semanas o meses de muchísimas dificultades y lo mejor será prorrogar el sistema tal y como está funcionando. De hecho, desde el sector hemos pedido más, que se asuma el 100 % del coste teniendo en cuenta lo que hemos tenido que soportar hasta este momento».

Una de las claves va a ser la llegada de turistas británicos. El 45 % de los visitantes de Benidorm en condiciones normales procede del Reino Unido. El Gobierno británico todavía no recomienda viajar a España y exige una cuarentena a los que lo hagan. Los hoteleros valencianos esperan que Reino Unido levante las trabas el 7 de junio.

El 60 % de los trabajadores de los hoteles sigue en ERTE

La patronal asegura que todavía es pronto para hablar de recuperación del sector

R.F. València

Compartir el artículo

stats