Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvador Navarro optará a otro mandato al frente de la patronal autonómica CEV

En diciembre cumplirá una década como líder empresarial

S. Navarro, V. Soler, Joan Rosell y Antonio Garamendi reciben a Ximo Puig en la asamblea electoral de la CEV de marzo de 2018. | LEVANTE-EMV

Salvador Navarro se presentará a la reelección como presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) en la asamblea electoral que está previsto celebrar en marzo de 2022, cuando se cumplan cuatro años desde que accedió a esta responsabilidad en la patronal autonómica, según fuentes empresariales consultadas por este diario. Otras fuentes, próximas al empresario del transporte, aseguraron que Navarro se inclina por volver a presentarse, aunque la decisión definitiva, prácticamente casi seguro en sentido afirmativo, la tomará una vez pasado este verano y entonces la comunicará a la organización empresarial.

Con los dirigentes patronales centrados en la lucha contra la pandemia en sus empresas y sectores, su trayectoria de la última década, el trabajo incesante por integrar en la organización a los patronos alicantinos y castellonenses y su buena sintonía con los máximos responsables de la patronal española CEOE -él mismo es uno de los vicepresidentes con más peso de la organización-, Navarro no tiene contestación interna alguna. Tampoco hay que olvidar su excelente relación con la Generalitat socialista de Ximo Puig, ni la buena conexión con el nuevo líder de los populares valencianos Carlos Mazón.

Estatutos

Los estatutos de la organización contemplan un máximo de dos mandatos de cuatro años para la presidencia, que en su caso empezaron a contar en 2018. Así que podrá seguir en el cargo hasta 2026, como máximo. Para entonces habrá alcanzado los 63 años.

Salvador Navarro llegó a la presidencia de la CEV en diciembre de 2011 cuando la organización era de ámbito provincial. Seis meses antes, su antecesor, José Vicente González, saltó a la presidencia de la entonces autonómica Cierval. Navarro, que presidía Cepymev y venía del transporte, batalló con un representante de la construcción, Juan Manuel Real, que solo logró 44 votos, frente a los 273 de su oponente. Desde entonces no ha tenido rival interno.

Afectada por la crisis económica y su débil estructura, Cierval entró en barrena y acabó por desaparecer en 2017. Poco después lo hicieron las provinciales de Alicante y Castelló. Así las cosas, la CEV se quedó como la única organización empresarial territorial y se acabó convirtiendo en heredera de la Cierval. Navarro, un año más tarde, fue elegido como su primer presidente. En este tiempo, ha logrado lo que desde València siempre se intentó sin éxito por el rechazo de Alicante y Castelló: que la patronal fuera autonómica, con casi todas las sectoriales y empresas en su seno, y no la suma de tres organizaciones provinciales.

Sucesión

El dirigente empresarial, presidente de dos firmas del transporte -ADE Logística y CADE-, ha dejado dicho en varias ocasiones que le gustaría que su sucesor sea una mujer. Navarro es ya el presidente de la CEV que más tiempo ha ejercido el cargo, por delante de Vicente Iborra, José María Jiménez de Laiglesia, Rafael Ferrando, Pedro Agramunt y el ya citado González. Ninguno de sus precedesores superó los nueve años al frente de la patronal. Navarro, si culmina sus mandatos, llegaría a quince. Ahora lleva casi diez.

Compartir el artículo

stats