Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casual ultima la venta de su hotel en la plaza del Ayuntamiento

El grupo valenciano está cerca de llegar a un acuerdo con un fondo francés y negocia los detalles para seguir como inquilino a largo plazo

Edificio en venta de la cadena Casual Hoteles. | MANUEL MOLINES

Edificio en venta de la cadena Casual Hoteles. | MANUEL MOLINES

La cadena valenciana Casual Hoteles está negociando la venta de su hotel en la plaza del Ayuntamiento de València a un fondo francés, según confirmó a Levante-EMV su fundador y consejero delegado Juan Carlos Sanjuán. El grupo está cerca de llegar a un acuerdo con el fondo y ahora negocia los detalles para seguir como inquilino a largo plazo (en una operación conocida en el mercado inmobiliario como sale & leaseback). El inmueble fue promovido por la familia del cineasta Luis García Berlanga y acogió el histórico hotel Londres durante décadas. La empresa también escucha ofertas por el establecimiento Casual Jazz de San Sebastián, aunque el inmueble no ha despertado tanto interés como el de la plaza del Ayuntamiento de València.

El directivo incide en que el acuerdo está muy avanzado porque las due diligences (las auditorías) «técnica, legal y fiscal han salido positivas», pero subraya que la operación «no está cerrada». «Ahora estamos viendo el contrato de arrendamiento. Vendo, pero me quedo como gestor», aclara. En el sector hotelero es habitual que las cadenas arrienden a largo plazo los edificios que ocupan. Casual Hoteles gestiona 18 establecimientos en España y Portugal, pero solo tiene dos edificios en propiedad (el de la plaza del Ayuntamiento y el de San Sebastián).

Crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus ha pasado factura a todos los grupos hoteleros, que han estado meses sin facturar y con gastos financieros muy altos. El grupo Selenta (propietario del Expo Hotel de Nuevo Centro y de la parcela junto a Mestalla que permutó por la del Botánico) tiene todos sus establecimientos en venta. Selenta aspira a conseguir 35 millones de euros por el inmueble de Expo Hotel, aunque negocia una venta conjunta. La cadena Room Mate del conocido empresario Kike Sarasola también se ha visto obligada a recurrir a un préstamo puente de 15 millones de euros para salvar la campaña de verano a la espera de la recuperación definitiva del sector. El fondo Atitlan (liderado por Roberto Centeno -yerno de Juan Roig- y Aritza Rodero) concedió el crédito a Room Mate.

Juan Carlos Sanjuán explicó que ya ha reabierto siete hoteles y esta semana está previsto que comience a operar el octavo. El inmueble en venta en València (que opera bajo el nombre Casual Vintage) fue promovido después de la Guerra Civil por los García-Berlanga y era frecuentado por estrellas de cine y de teatro. El establecimiento fue comprado hace más de una década por 11,8 millones de euros por el promotor Juan Armiñana. El dueño de Armiñana Promociones Inmobiliarias se vio obligado a desprenderse del hotel Londres en 2008 durante la refinanciación de la deuda de 230 millones de euros que tenía con los bancos tras el hundimiento del sector de la construcción. El inmueble salió a la venta poco después por 18 millones de euros y tras años sin cuajar ninguna oferta el empresario valenciano Juan Carlos Sanjuán lo adquirió en 2016 para la cadena que fundó en 2013.

El edificio del Londres lo diseñó hace ochenta años Francisco Javier Goerlich Lleó, que como arquitecto municipal desde 1924 fue el gran impulsor de las reformas urbanas en el centro histórico de València. El inmueble se llama Martí Alegre, promotor del proyecto y tío materno del cineasta Luis García-Berlanga Martí.

Durante el siglo pasado, el hotel fue frecuentado por artistas muy populares en la década de los cuarenta y cincuenta como Ángel de Andrés, Antonio Casal o el trío cómico formado por Tomás Zori, Fernando Santos y Manolo Codeso, especializados en el género de la revista y que solían actuar en los teatros Apolo y Ruzafa. El cantante Carlos Berlanga, hijo del director de cine y figura central de la Movida madrileña, también se alojaba habitualmente en el Londres.

El inmueble tiene setenta habitaciones distribuidas en nueve plantas, bajo y sótano. La cadena está negociando la venta con un fondo español, otro israelí y el francés que ha tomado la delantera. En los últimos meses también se interesó por el edificio un family office valenciano.

Compartir el artículo

stats