Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Grupo SIPCAM, la empresa de fabricación y comercialización de bioestimulantes y fitosanitarios ubicada en Sueca (València,) anunció su Plan de Igualdad. El objetivo de este proyecto es eliminar cualquier tipo de desigualdad por razón de sexo o género en la compañía.

La directora de RRHH y Servicios Generales, Marta Ribes Vidal, analiza este lanzamiento y los próximos pasos a seguir por la compañía para asegurar la igualdad dentro de esta. 

Como grupo empresarial especializado en sanidad vegetal, ¿por qué es importante para SIPCAM apostar por la igualdad en el sector agroalimentario?

La igualdad es importante en este y en todos los sectores: las personas deben estar representadas en todas las áreas de la empresa sin importar su género o su condición sexual. Por eso, se debe evitar el predominio de un colectivo sobre otro en el mundo profesional, ya que, de lo contrario, se fomenta la discriminación y se pierden distintos ángulos de visión de cómo desarrollar y hacer crecer a la compañía y a las personas que las integran. 

El sector agroalimentario es un entorno altamente masculinizado, pero en SIPCAM trabajamos para romper estos estereotipos desde una comunicación igualitaria a nivel interno y también a la red de distribución y consumidores finales, hasta dando ejemplo con una contratación paritaria en nuestra plantilla.

¿Ha sido fácil adaptar vuestro Plan de Igualdad al Real Decreto 901/2020?

En gran medida sí, ya que disponemos de una política salarial estructurada y definida que parte de una base muy sólida en términos de igualdad: en SIPCAM hablamos de personas, nunca de géneros. Es verdad que, donde encontramos más obstáculos, es a la hora de localizar perfiles de mujeres para las áreas de producción y comercial.

El problema viene desde el proceso formativo en el que ya se encuentra dicho sesgo. Para evitarlo, hemos tomado medidas sociales como la organización de campañas en colegios, institutos o universidades donde mostrar a las mujeres jóvenes que en el sector agrario encontrarán oportunidades para ellas. 

"Disponemos de una política salarial estructurada y definida que parte de una base muy sólida en términos de igualdad"

¿Qué tipo de medidas o actuaciones crees que son necesarias para aumentar el número de mujeres en los puestos de toma de decisión?

El problema no lo encontramos en altos mandos; es más, casi la mitad del equipo directivo de SIPCAM está formado por mujeres. Como he dicho antes, nos cuesta más cubrir puestos como operarias, comerciales o carretilleras. Para este último caso, la compañía ha tomado la iniciativa de hacerse cargo de la formación y el coste para la obtención del título para combatir la actual desigualdad de oportunidades. 

En cuanto a los puestos en el departamento comercial, abogamos por la discriminación positiva: frente a dos candidatos en igual de condiciones, se selecciona siempre a la mujer hasta que se logre un porcentaje de hombres y mujeres equilibrado en la empresa. 

Pero, como hemos dicho antes, no nos quedamos solo en el género. Nuestro Plan de Igualdad es más que un documento; es un proyecto vivo y dinámico que engloba a todas las personas en todas sus versiones.