Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cosco mantiene su negocio en el Puerto pese a la covid pero gana un 43 % menos

La estibadora que gestiona la mayor terminal de Valenciaport facturó 186,7 millones y movió 1,7 millones de contenedores en 2020, un 0,4 % más

Terminal de mercancías de CSP Iberian Valencia, ubicada en la ampliación sur del Grao. | G. CABALLERO

Terminal de mercancías de CSP Iberian Valencia, ubicada en la ampliación sur del Grao. | G. CABALLERO

CSP Iberian Valencia Terminal, firma estibadora controlada por el grupo estatal chino Cosco, ha logrado mantener su negocio en el recinto del Grao durante el ejercicio de 2020 al facturar 186,7 millones de euros, lo que supone prácticamente la misma cantidad que el año anterior. Con todo, el año marcado por el inicio de la pandemia de coronavirus lastró su cuenta de resultados al obtener un beneficio neto de 6,1 millones de euros; es decir, un 43,7% menos que en 2019. Eso tiene que ver con el «incremento de sus gastos de explotación», según constata el informe de gestión de CSP Iberian Valencia Terminal

La compañía presidida por el ejecutivo asiático Kai Sun, y de cuyo consejo de administración participa el empresario Máximo Buch, exconseller de Economía en tiempos del PP, mantuvo empleo y actividad a lo largo de 2020. CSP Iberian, cuya plantilla es de 256 trabajadores, movió 1,74 millones de contenedores (en TEU, unidades de veinte pies de longitud), lo que representa un incremento del 0,45 % en comparación con el año precedente. En un año caracterizado por la caída del comercio exterior, tanto las importaciones como las exportaciones, la filial de Cosco disminuyó un 2,09 % el tráfico local de contenedores. Estos representaron el 43 % de sus movimientos, frente al 57 % de los transbordos (es decir, cajas que deja un buque y se lleva otro y no llegan a salir de los muelles).

La firma tenía pendiente de ejecutar inversiones en maquinaria por valor de 26,9 millones de euros, así como de 1,2 millones de euros en la pavimentación de su parcela.

Además, CSP Iberian Rail Services ha comenzado el nuevo servicio ferroviario València- Zaragoza. Gestionado por el operador logístico de CSP Spain y operado por Logitren (grupo Torrescámara) , completa así su primera rotación en este tramo del corredor mediterráneo-cantábrico y otros con salida o destino en València.

Las industrias que se ven reforzadas con este servicio son la textil, papel, industria de proveedores del automóvil, sector cárnico y agroalimentario. Según la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA) la cantidad de este producto exportado en la última campaña ascendió a 1.212.011 toneladas, casi un 11% más que en la temporada 19-20. Emiratos Árabes, Arabia Saudí y China son los principales países receptores de esta mercancía, además de formar parte de las principales rutas marítimas con las que el puerto de València está conectado. CSP Iberian Rail Services, desde su creación en 2018, ha evolucionado en positivo con las diferentes conexiones diarias alcanzando los 17.000 TEU movidos en 2020. Desde entonces ha puesto en marcha nuevos servicios.

Compartir el artículo

stats