Ser una «palanca de cambio» para la transformación digital de nuestro modelo social y económico. Es la gran ambición con la que nace la oficina Acelera pyme, un proyecto del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COII-CV), que presentó el pasado lunes en un encuentro en las instalaciones del Club Diario de Levante-EMV.

Esta iniciativa innovadora, que se pondrá en marcha a partir del próximo 28 de junio, pretende emplear a diferentes agentes y empresas multisectoriales para que contribuyan a la difusión, sensibilización, apoyo, mentorización y evaluación en el camino que han de seguir las empresas, pymes, autónomos y emprendedores para digitalizarse.

La cita, moderada por Julio Monreal, periodista de Levante-EMV, contó con una amplia presencia de participantes -entre los que estuvo el decano del Colegio de Ingenieros Industriales, Salvador Puigdengolas- que mostraron cómo las entidades a las que representan contribuirán en el proyecto Acelera pyme.

"La transformación digital no se trata sólo de comprar tecnología, sino también de desarrollarla"

Olivia Estrella - Secretaria general de la Agencia Valenciana de Innovación (AVI)

«Se nos presenta un gran reto como sociedad y debemos subirnos a ese tren del progreso», proclamó Puigdengolas, que dejó clara desde el inicio de su exposición la profunda necesidad de que la sociedad y las empresas -ya sean grandes corporaciones, pymes o incluso autónomos- aborden ya a corto plazo su digitalización.

«La transformación digital es una de las mejores herramientas para las empresas», insistió Puigdengolas.

En ese sentido, Olivia Estrella (AVI) alabó la iniciativa Acelera pyme y valoró «que sea el sector de la innovación el que lidere este cambio». Asimismo, matizó que el proceso de digitalización «no se trata sólo de comprar tecnología sino también de desarrollarla».

No obstante, sobre los participantes en el proyecto lanzó el guante al ámbito universitario: «Echo en falta más representación de las universidades. Allí es donde se genera el conocimiento».

"La digitalización se ha de tratar como un cambio cultural sobre cómo abordar la relación con los clientes"

Javier Mateo - Subdirector de Emprendimiento de València Activa

Por su parte, Javier Mateo (Valencia Activa) apuntó que la digitalización es un gran reto al que se enfrenta la sociedad, ya que los últimos estudios indican que el porcentaje de empresas que la están desarrollando se queda en el 37 %.

Para ello, insistió en tres aspectos a tener en cuenta: «La ausencia de tiempo para abordar la transformación digital, hay que ayudar a engranar ese tiempo; la percepción de la digitalización, no es hacer una web ni tampoco meter Inteligencia Artificial, es más un cambio cultural sobre cómo abordar la relación con los clientes; y la parte económica, es un proceso continuo de ir mejorando habilidades e implementando herramientas donde toque».

«No es cuestión de competitividad, sino de supervivencia de las empresas», apuntó Anabel Crespo (Aimplas), que insistió en que «hay que concienciar de que este es el momento, hay que subirse al carro y centrarse con una estrategia» con la que se pueden desarrollar «nuevas oportunidades de negocio».

Asimismo, recordó que, por ejemplo, las impresoras 3D son ya una realidad estable a medio plazo: «Empiezan a tener un peso real y ya son una alternativa real en series de fabricación corta».

"Modos de ahorro energético como el consumo colectivo no serían posibles sin la digitalización"

Salomé Reíllo - Jefa de proyecto de Avaesen

Mientras, Nacho Mas (Startup Valencia) hizo hincapié en «acercar» el proceso de digitalización a las empresas. «Todo el mundo sabe que ha de acometerla, pero la tiene aparcada. El hecho de estar cerca puede facilitarla», incidió.

«Nosotros, las ‘startups’, ya somos digitales de por sí. Nuestro papel es ayudar a digitalizarse a otros y ofrecerles soluciones», añadió. Una postura «facilitadora» también presentó Ramón Blasco (Ai2): «Pretendemos ser el departamento de I+D de las empresas que no pueden tener ese departamento».

«Muchas pymes no están utilizando estas capacidades porque desconocen que las tienen disponibles en nuestro ecosistema», añadió.

"Intentamos adaptar las cosas a las personas y no al revés, y para eso necesitamos mucha información"

Rosa Porcar - Directora de Desarrollo de Proyectos del IBV

En ese sentido de «acercar» también abundó Ignacio Casado (ITE): «Hay que abrirles los ojos. Si no les hacemos ver a los empresarios las capacidades que tienen es difícil que den el paso». A su vez, recordó que «la digitalización afecta a todos los sectores» y destacó que la energía se ha convertido en un gran nicho de oportunidades gracias a las renovables, la movilidad eléctrica o la colaboración ciudadana.

«Hay una necesidad imperiosa de moverse hacia la digitalización. Poder contar con el asesoramiento de Acelera pyme es una oportunidad magnífica», apostilló Carmen Sánchez (Itene).

Uno de los objetivos de la iniciativa Acelera pyme, precisamente, es reducir la brecha digital que, según apuntó Francisco Ricau (ITI), «no solo existe entre generaciones, sino también entre empresas». «Acciones como esta son instrumentos muy útiles para paliar esa brecha», aseveró, al tiempo que recordó la importancia de «establecer una estrategia, crear un ecosistema y capacitar a las personas».

"Pretendemos ser el departamento de I+D de las empresas que no pueden tener ese departamento"

Ramón Blasco - Director de AI2

«Creemos y apoyamos este cambio de época», reafirmó Salomé Reíllo (Avaesen), que valoró que la oficina «asesore a las pymes y les cuente qué estrategias deben emplear» y recordó que «modos de ahorro energético como el consumo colectivo o las comunidades energéticas locales no serían posibles sin la digitalización».

Rosa Porcar (IBV), por su parte, apuntó la relevancia de la digitalización en la biomecánica: «Intentamos que las cosas se adapten a las personas y no al revés, y para eso necesitamos mucha información de las personas». «¿Cómo pueden captar las pequeñas empresas esa información? En ello estamos», remató.

Financiación y brecha de género

Desde una perspectiva financiera, Fernando Ibáñez (EAFI) lamentó que parte del sector bancario siga viendo la digitalización «como un riesgo». «Estamos en ese momento tan importante con un montón de dinero buscando esos proyectos... pero hay una falta de traducción de ese lenguaje en el sector financiero», ante lo que recalcó que «es muy importante la concienciación de la necesidad de abordar todo esto».

"Hay una falta de traducción del lenguaje de la transformación digital en el sector financiero"

Fernando Ibáñez - Director general de Ética de EAFI

«La digitalización, en todo su espectro, no es solo el canal de comunicación con los clientes, sino que supone una transformación completa de la sociedad empresarial», analizó Sandra Deltell (EVAP). «La robotización servirá para que les personas dejen de hacer cosas rutinarias y puedan pensar», defendió.

Asimismo, mostró su preocupación por que se cree una nueva brecha de género: «Hay que descubrir lo que de verdad es la tecnología a edades tempranas para que el porcentaje de mujeres en el sector sea mayor».

«Tenemos que sacar referentes mujeres para que ellas, desde una corta edad, vean que las ciencias no son cosas de género. Será la forma de vencer esa discriminación», refrendó Puigdengolas.

Una apuesta respaldada por Red.es

Las Oficinas Acelera pyme puestas en marcha en toda España por Red.es, entidad pública adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, cuentan con un presupuesto global de 8 millones de euros, de los cuales Red.es aportará 6,3 y las entidades beneficiarias el resto.

Las actuaciones están cofinanciadas con fondos FEDER de la Unión Europea, en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España FEDER 2014-2020 (POPE) bajo el lema «Una manera de hacer Europa».

"Todo el mundo sabe que ha de acometerla, pero la tiene aparcada. Estar cerca puede facilitarla"

Nacho Mas - CEO de Startup València