E l Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, bajó ayer un 1,1 % y perdió el nivel de los 9.000 puntos ante el temor de los inversores a un repunte sostenido de la inflación, un miedo que no disipó la comparecencia del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante el Congreso de EE UU. Lastrado por grandes valores como Iberdrola y Telefónica, el selectivo se dejó 99,2 puntos y cerró en 8.954, el nivel más bajo desde principios del pasado mes de mayo. En lo que va de año, aún avanza un 10,9 %. En su intervención ante la Cámara de Representantes, Powell reiteró el martes que el repunte de los precios será temporal, pero los índices de gestores de compras de la zona del euro volvieron ayer a poner el acento en las tensiones inflacionistas.

Las mayores caídas del Ibex correspondieron a Solaria (del 4,4 %), Iberdrola (del 3,56 %) -cuyo presidente, Ignacio Sánchez Galán, fue imputado ayer-, y Telefónica (del 2,35 %), mientras que las subidas más acusadas fueron para Acerinox (del 1,73 %) y ArcelorMittal (del 1,34 %). El resto de bolsas europeas también terminaron con pérdidas del 0,91 % (París), del 1,15% (Fráncfort) y del 0,94% (Milán).