Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía acepta que la Feria sea pública tras rechazar su proyecto la Abogacía

Solventado este problema, dicho departamento definiría el modelo «en función de la propuesta»

Entrada al pabellón ocho de Feria València en las instalaciones de Benimàmet. | M. A. MONTESINOS

Entrada al pabellón ocho de Feria València en las instalaciones de Benimàmet. | M. A. MONTESINOS

«No haremos guerra». Así de contundentes se expresaron fuentes de la Conselleria de Economía cuando fueron consultadas ayer por el escenario que se abre después de que la Abogacía de la Generalitat, tal como adelantó este diario el pasado viernes, hiciera una enmienda a la totalidad al proyecto de decreto-ley con el que dicho departamento del Consell pretendía reconvertir Feria València en una corporación de derecho público como las cámaras de comercio.

El modelo propuesto por la conselleria que dirige el político de Compromís Rafa Climent en verdad no solventaba, como admitió el subsecretario Natxo Costa en la presentación del mismo, la gran losa que pesa sobre la institución: la deuda. Y la Abogacía, en su informe, se lo hizo notar al tomar como propios los argumentos de la Conselleria de Hacienda, en manos de los socialistas. La Generalitat ha asumido la elevada deuda ferial pero mantiene abierta una cuenta acreedora por el importe de la misma -474 millones de euros- que debe cancelarse para evitar que la institución entre en disolución y la única fórmula que Hacienda ve factible para dar ese paso es que Feria València pase a formar parte del sector público instrumental.

Así las cosas, las citadas fuentes de Economía aseguraron ayer a este diario que «si la solución a la deuda es que entre a formar parte del sector público no nos enrocaremos y lo admitiremos». Dicho portavoz añadió que la clave es que se dé una solución definitiva a la cuenta acreedora. «Que diga Hacienda qué pasos hay que dar», primero y luego Economía, que tiene las competencias en materia ferial, diseñará el modelo que se adapte a ese fin, «sea que se mantenga tal cual está, que se convierta en un consorcio, en una corporación de derecho público o en una empresa pública», que es hacia donde tiende porque, como ha quedado dicho, es la opción que defiende Hacienda.

Ahora bien, el informe de la Abogacía planteaba «como posible solución» una de esas cuatro opciones: constituir un «consorcio administrativo, que formaría parte del sector público con participación tanto de las administraciones públicas como del sector privado y manteniendo su actividad mercantil». Las citadas fuentes indicaron que a Economía le «parece bien» esa propuesta, «pero el Ayuntamiento de València y la Cámara deberían decir si están por la labor. Hasta ahora, no lo estaban», fundamentalmente por la existencia de la deuda.

Consorcio

La actual Feria València se sustenta sobre tres patas en sus órganos de gobierno: las dos citadas y la Generalitat. El presidente de la Cámara de Comercio de València, José Vicente Morata, que espera abordar esta cuestión en el comité ejecutivo y el patronato feriales convocados para mañana, aseguró a este diario que la figura del consorcio «es una buena decisión», entre otros motivos porque permitiría una «gestión empresarial» del recinto y que en el futuro entraran operadores privados del sector que aportaran negocio. En su opinión, la cuestión clave de la deuda debería resolverse mediante la cancelación de la cuenta acreedora por parte de la Generalitat sin ninguna contrapartida a cambio, justo lo que quieren evitar a toda costa los responsables de Hacienda.

Compartir el artículo

stats