Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una valenciana se hace con la empresa de moda infantil favorita de la realeza

Orencio Sánchez adquiere la firma gallega Pili Carrera, famosa por vestir a infantas de media Europa y en liquidación desde enero, por 500.000 euros

Proclamación de Guillermo y Máxima de Holanda, con sus hijas vestidas por Pili Carrera. | ROBERT VOS/EFE

Proclamación de Guillermo y Máxima de Holanda, con sus hijas vestidas por Pili Carrera. | ROBERT VOS/EFE

La realeza europea puede respirar tranquila. La empresa valenciana Orencio Sánchez está a punto de convertirse en la nueva propietaria de la histórica firma de ropa infantil Pili Carrera, asegurando así la continuidad de una de las marcas preferidas por las casas reales europeas y que ha vestido a varias infantas, entre otras Leonor y Sofía o Amalia, Arianne y Alexia de Holanda. La operación se cerrará por un importe cercano al medio millón de euros, según ha podido saber este diario de fuentes de la propia mercantil compradora que confirman que solo falta la validación del juzgado de lo mercantil número 2 de Pontevedra.

Pili Carrera entró en liquidación el pasado mes de enero al no poder superar los problemas económicos que arrastraba desde la crisis financiera de 2008. Se abrió entonces un proceso de presentación de ofertas, siendo la del administrador único de Orencio Sánchez, Bernardo José Martínez, la única lanzada para adquirir toda la unidad productiva de la firma textil radicada en Mos (Pontevedra).

El resto de competidores eran «liquidadores» llegados de países como Marruecos o Turquía, grandes productores de textil por su mano de obra barata y que buscaban hacerse solo con partes concretas de la empresa como la maquinaria o el stock y despedir a todos los trabajadores.

La oferta valenciana, sin embargo, contempla la «incorporación progresiva» de 25 empleados, «que irán aumentando» hasta los 45 que conformaban la totalidad de la plantilla, según las fuentes de la compradora, así como el mantenimiento de la producción en la localidad pontevedresa. Todavía se negocia si será en las propias instalaciones de Pili Carrera o si se trasladarán a un parque tecnológico cercano.

«Queremos contar con toda la plantilla porque son la esencia y no tendría sentido continuar sin ellos, pero hay que ser sensatos con el grave escenario económico actual y en especial en el sector textil, por lo que el proyecto debe de ser viable e ir incorporándolos conforme restablezcamos la red comercial y productiva de la empresa», destacan desde Orencio Sánchez.

La empresa valenciana, con larga tradición en el textil y especializada en encajes y bordados, era de hecho proveedora de Pili Carrera, aspecto clave para la adquisición. Ahora, su estrategia se centrará en reactivar esa red comercial fuera de España, donde «el producto es muy valorado» y «paulatinamente» irá restableciendo las franquicias y tiendas multimarca nacionales.

Compartir el artículo

stats