Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rover Maritime pone en marcha un proyecto para promover parques eólicos en los puertos

La constructora valenciana desarrollará, tras el apoyo de la AVI, Ingeomar, Geozone, UPV y Fundación Valenciaport, un nuevo sistema capaz de almacenar los excedentes de energía generada

Rover Maritime pone en marcha un proyecto para promover parques eólicos en los puertos

Rover Maritime pone en marcha un proyecto para promover parques eólicos en los puertos

La constructora valenciana Rover Maritime, especialista en obra portuaria, acaba de poner en marcha el desarrollo del proyecto de I+D creado a través de un consorcio en el que participan otras empresas e instituciones para promover parques eólicos en recintos portuarios capaces de almacenar el excedente de energía generada, lo que garantiza el suministro de electricidad incluso cuando no sopla el viento. La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha financiado la fase de investigación del nuevo sistema de montaje de aerogeneradores ideado específicamente para instalaciones portuarias.

Rover Maritime lidera este ambicioso proyecto, bautizado como Wind-Store y que se ha ejecutado durante dos años en colaboración con Ingeniería Avanzada de Obras Marítimas (Ingeomar), Geozone Asesores y Seaplace. La firma constructora valenciana comienza ahora su andadura en el mercado al negociar con diferentes Autoridades Portuarias europeas la instalación de estos parques eólicos con tecnología 100% valenciana. En esta aventura empresarial también han participado el Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón de la Universitat Politècnica de València y la Fundación ValenciaPort.

La mercantil de obra pública forma parte de Rover Grupo, presidido por Alfredo Rodríguez, cuenta con seis divisiones que desarrollan proyectos valorados en algo más de 1.650 millones de euros. Las líneas de negocio son Rover Infraestructuras, Rover Rail, Rover Edifica, Rover Homes, Rover Concesiones y la citada Rover Maritime (que en 2015 absorbió la actividad de Cyes ). Este conglomerado empresarial tiene presencia en cuatro continentes y posee más de 700 empleados. Más de la mitad de su negocio está en el exterior de España.

Novedad en Europa

A diferencia de otros parques eólicos marinos, como los ubicadas en puertos del norte de Europa (Rotterdam, entre otras), así como los implantados frente a la costa de Países Bajos, Dinamarca o Alemania (en España sólo hay uno: el del Puerto de Bilbao), la propuesta de Rover Maritime ofrece soluciones a dos de los principales obstáculos que hasta ahora han frenado el despliegue de la energía eólica marina en Europa. El primero es geológico, y es que las características de las costas españolas, con una plataforma continental muy corta y grandes profundidades hasta el fondo marino, dificulta la instalación de los sistemas de aerogeneración tradicionales.

A este inconveniente, según explica el director de I+D+i de Rover Maritime, Lisardo Manuel Monfort, se suma otro intrínseco de esta fuente de energía verde, que es su intermitencia. Y es que «los aerogeneradores sólo producen electricidad cuando sopla el viento y con una cantidad dependiente de su fuerza, por lo que no se puede delegar el suministro exclusivamente a la energía eólica», asegura este directivo de la compañía.

El sistema que ha diseñado el consorcio público-privado plantea soluciones innovadoras a ambos problemas. En ese sentido, «frente a la complejidad de instalar parques eólicos en mar abierto, Wind-Store plantea introducir la energía eólica en los puertos, tanto en instalaciones de nuevo diseño como en las ya existentes, incorporando, además, un sistema de almacenamiento de energía interno», comenta Lisardo Manuel Monfort.

La energía renovable sobrante en momentos de baja demanda, como por ejemplo por la noche, se puede acumular y utilizar posteriormente, aunque no sople el viento. Así, la propuesta de Wind-Store aprovecha las celdas interiores de los cajones de hormigón de los diques para albergar los depósitos de almacenamiento de energía, diseñados con materiales de gran resistencia.

Descarbonización

Para el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, la iniciativa contribuirá a descarbonizar la actividad portuaria, hasta ahora muy dependiente de los combustibles fósiles, al tiempo que ofrece una solución innovadora para hacer uso de la energía eólica generada. «La incorporación de un sistema de almacenamiento de energía refuerza la seguridad del suministro y facilita su integración en la red, pues su uso no depende exclusivamente de las condiciones meteorológicas que se registren en cada momento», destaca García Reche.

Según sus promotores, el plan de de Rover Maritime, en sintonía con los principios de sostenibilidad, autogeneración y ecoeficiencia de Bruselas, contribuirá a avanzar en la descarbonización de los puertos. Grandes recintos como València o Barcelona aceleran inversiones para electrificar muelles y aumentar el uso de gas natural en los buques.

Compartir el artículo

stats