Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volkswagen y Seat confirman que pujarán por la fábrica de baterías

El grupo ratifica que solicitará construir la planta dentro del programa aprobado ayer por Moncloa

Herbert Diess (d) y Wayne Griffiths (i), CEOs de Volkswagen y Seat, con Felipe VI en Barcelona. | EFE

El Grupo Volkswagen y Seat solicitará construir una fábrica de baterías en España. Así lo desveló ayer Herbert Diess, consejero delegado del consorcio alemán, en un evento en el que detalló su estrategia hasta el año 2030. La voluntad del grupo es convertir España «en un hub de movilidad eléctrica» cooperando con el Gobierno, por lo que solicitarán participar en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) presentado el lunes para impulsar el coche eléctrico con 4.300 millones de los fondos europeos hasta 2023 y aprobado ayer en el Consejo de Ministros.

La planta de baterías española se convertiría en la tercera de las seis que el Grupo Volkswagen levantará en Europa para 2030 tras la de Alemania y Suecia. «Estamos dispuestos a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica del país, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes, y una nueva fábrica de baterías del grupo», dijo Diess. «Tenemos la intención de construir la gigafábrica número tres en España. Esta localización permitiría un suministro altamente seguro para la producción de vehículos eléctricos prevista en el país», añadió Thomas Schmall, presidente del consejo de administración de Seat. Schmall detalló que la construcción de la potencial gigafábrica de baterías española se realizará junto a un socio estratégico que no desveló.

El proyecto valenciano

Este proyecto generó hace unos meses una pugna entre autonomías por acoger la infraestructura y la Comunitat Valenciana era una de las aspirantes gracias a la alianza sectorial que lidera Power Electronics. Aunque su ubicación sigue siendo una incógnita, la implicación del grupo Volkswagen y Seat y las palabras de la ministra de Industria, Reyes Maroto, de que se construiría «cerca» de la planta que la compañía tiene en Martorell, complican la apuesta valenciana.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Maroto explicó que los proyectos finales del primer Perte del Gobierno se conocerán en febrero. Asimismo, también detalló que para optar a estos fondos los proyectos industriales deberán estar integrados por un mínimo de cinco empresas —el 40 % de ellas deberán ser pymes y al menos una deberá ser proveedora de I+D+i—, incluir una fábrica de baterías eléctricas o de pilas de hidrógeno y tener impacto en, al menos, dos comunidades autónomas. Como complemento, se valorará que incluyan la fabricación de sistemas de recarga o de microchips.

Ford cae del ‘top ten’ en España

Coincidiendo con el anuncio del Perte del sector, la patronal Anfac publicó ayer el informe de 2020, que se cerró con un descenso de de la producción de casi el 20 % en España y del 31 % en matriculaciones. En la Comunitat el desplome de las ventas se profundizó hasta el 38,6 % y es la cuarta autonomía con mayor retroceso. En esa misma línea, según los datos de la patronal sobre matriculaciones por fabricantes, las de Ford cayeron también por encima de la media (-39,2 %) al pasar de 130.000 a 80.000 unidades. De esta forma, pasa del puesto 9 al 13 en la lista de ventas en España.

España supera el último trámite para recibir los fondos europeos

Los ministros de economía y finanzas de la UE (Ecofin) aprobaron definitivamente ayer el plan de reformas e inversiones que permitirá al gobierno español acceder a un anticipo automático de 9.000 millones de euros, el 13 % de los 69.500 millones en subvenciones a fondo perdido solicitados por España con cargo a los fondos del Next Generation EU hasta 2026. La decisión «despeja el camino hacia la implementación de las inversiones y reformas» del plan, según la vicepresidenta Nadia Calviño. El anticipo de 9.000 millones es automático y el único requisito es la firma de los acuerdos de financiación con la Comisión Europea. Tras el anticipo, el primer desembolso se espera a finales de año y ascenderá a otros 10.000 millones si el Gobierno cumple los objetivos.

Compartir el artículo

stats