Era cuestión de tiempo, de días. Después de dos meses con un precio medio en el mercado mayorista de la electricidad completamente desbocado, el precio de la luz batirá hoy todos los récords al alcanzar los 106,57 euros el megavatio-hora, por encima del máximo de 103,76 euros registrado el 11 de enero de 2002, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía.

Este incremento del coste de la luz se debe a que el precio en el mercado internacional del gas y al encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 que afectan directamente a los ciclos combinados y, de forma indirecta, al resto de tecnologías que hay en el mercado. Esta vez coincide con una demanda eléctrica muy elevada por la ola de calor y que alcanzará mañana su nivel más alto en lo que va de mes de julio.

En estos primeros 21 días, la electricidad marca una media de 92,04 euros, superior a los 82,95 euros que el mes de junio que hicieron desatar todas las alarma y provocaron que el Gobierno activase una serie de medidas «provisionales» para mitigar el efecto del alza sobre la factura de los consumidores, como reducir el IVA del 21% al 10% o suspender durante tres meses el Impuesto a la generación de electricidad que deberán ser avaladas este miércoles por el Congreso de los Diputados.