Umivale, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social nº 15, ha aprobado los resultados económicos correspondientes al ejercicio 2020 durante la celebración de su Asamblea General. Un año que la mutua cierra con unos ingresos de más de 891 millones de euros.

El resultado positivo de 2020 es de 38’12 millones de euros, de los cuales Umivale aportará a las arcas públicas de la Seguridad Social 12 millones de euros y otros 25’83 millones de euros para dotación de reservas. La mutua ha incrementado sus ingresos un 38’45% respecto al ejercicio 2019 y ha aumentado sus reservas un 10’88%, situándolas en cerca de 262 millones de euros.

La sesión ha sido dirigida por Álvaro Murga, presidente de Umivale en representación de la empresa energética Iberdrola y ha contado como invitada con Elvira Ródenas Sancho, Directora general de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral de la Generalitat Valenciana. Les han acompañado en la mesa presidencial Cristina Plumed en calidad de secretaria de la Junta Directiva y el director gerente de la mutua, Héctor Blasco.

El acto, que se ha celebrado en el edificio Veles e Vents de La Marina de València, ha contado además con otros importantes miembros de sus Órganos de Gobierno, como el presidente de la CEV, Salvador Navarro, así como representantes de Mercadona, Banco Santander, Caixabank, BBVA, Banco Sabadell, Naturgy o Consum, además de numerosos representantes de otras empresas mutualistas.

Servicio esencial

El presidente de Umivale ha destacado “el papel fundamental” de las mutuas como servicio esencial y de apoyo a la Seguridad Social. “La pandemia nos pilló desprevenidos, igual que a todos, pero como servicio esencial tuvimos que actuar rápido. Así, las mutuas estuvimos desde el inicio en primera fila, colaborando codo con codo junto al Sistema Público de Salud y poniendo a su disposición nuestros sanitarios, recursos e instalaciones”.

Murga ha destacado también el trabajo de Umivale, como el resto de mutuas, en la gestión de la parte económica de las bajas médicas derivadas de la COVID-19, en la tramitación de las dieciséis nuevas prestaciones extraordinarias creadas para auxiliar al colectivo de personas trabajadoras autónomas, así como el apoyo al Servicio Público de Salud en la campaña de vacunación. “Desde aquí quiero felicitar a cada una de las personas que trabajan en Umivale por el fruto de su esfuerzo y dedicación para superar tan complicada situación”, ha añadido.

Más de 848.300 personas trabajadoras protegidas por Umivale 

Tal y como se ha presentado en el informe de gobierno corporativo, Umivale finalizó 2020 con más de 46.300 empresas asociadas y más de 848.300 personas trabajadoras protegidas. Durante el pasado año asistió a más de 202.300 pacientes entre contingencias profesionales y comunes, además de 118.000 por covid-19.

Umivale en 2020 gestionó 658.300 millones de euros en prestaciones económicas por contingencias profesionales y comunes, licencias por riesgo durante el embarazo o lactancia, cuidado de hijo menor enfermo y por ceses de actividad del colectivo de autónomos. 

En sus palabras el presidente de Umivale también ha aprovechado para poner en valor la red de centros asistenciales con los que cuenta la mutua repartidos por toda España -56 propios y 1.848 concertados- y la dedicación de sus 760 profesionales. Precisamente a ellos les ha dedicado unas palabras de agradecimiento “por su esfuerzo y dedicación y más en la complicada situación provocada por la pandemia”.

Empeoramiento de la ratio de ausencias laborales por motivos de salud

En el complicado entorno sanitario de 2020 Umivale ha continuado volcada en minimizar la tendencia alcista de las ausencias laborales por motivos de salud, que “la irrupción de la COVID-19 ha complicado”, tanto en el colectivo protegido por Umivale como en el global de España, incrementándose en más de un 25% las jornadas pérdidas.

“La pandemia no ha hecho sino agravar aún más la situación, pero no debemos utilizar la excusa del coronavirus como una cortina de humo e ignorar el problema de fondo. Si pretendemos tener un Sistema de Seguridad Social sostenible, España necesita un proyecto conjunto de todos los agentes sociales involucrados para frenar esta deriva de abuso creciente en las prestaciones públicas”, ha apuntado Murga.