Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las constructoras valencianas recuperan el negocio de los tiempos prepandemia

La patronal Fevec destaca la capacidad de reacción tras el descenso de obras públicas

Trabajador de la construcción en un edificio de Quatre Carreres, en una imagen de 2020. | F. CALABUIG

Trabajador de la construcción en un edificio de Quatre Carreres, en una imagen de 2020. | F. CALABUIG

El negocio del ladrillo ha sufrido también las consecuencias del impacto del coronavirus en la economía debido a la paralización de proyectos y obras a lo largo de 2020, si bien al finalizar el primer semestre de 2021 las empresas del sector de la Comunitat Valenciana ya han alcanzado los niveles de actividad de los tiempos previos a la pandemia de covid-19. Así lo confirma el informe presentado esta pasada semana por la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (Fevet) con motivo de su asamblea general.

Los datos que maneja la patronal presidida por Francisco Zamora constatan el desplome sufrido en este tejido empresarial de la autonomía a lo largo de 2020, tanto en términos de compañías censadas como de puestos de trabajo. Con todo, al concluir el primer semestre de 2021 el número de mercantiles, sobre todo pymes, ya alcanza las 15.629 firmas, lo que supone un 5 % más que en idéntico período de tiempo del ejercicio anterior. Además, el empleo ha mejorado un 7,7 %, con un total de 92.352 puestos de trabajo en el ámbito de la construcción.

«Sin duda -asegura Francisco Zamora- son datos que nos devuelven a la senda de crecimiento que teníamos antes de la pandemia. Pero debemos reforzarnos ante los riesgos que surgen del incremento de las materias primas y la falta de mano de obra cualificada». Según el dirigente patronal, «el año 2020 ha sido duro y difícil en todos los sentidos porque si revisamos las cifras económicas del sector nos hacemos una idea de ello: caída del consumo de cemento en un 9,7%; descenso de la licitación de obra pública en un 22, 9%; descenso en la exportación de materiales en un 8,3%; bajada de los visados en un 17,2%; descenso de las hipotecas en un 7,6% y finalmente, caída de las ventas de vivienda en un 17,7%», explica el presidente de Fevec.

Costes energéticos

En su opinión, es momento de «poner coto al excesivo incremento del precio de las materias primas así como de evitar los elevados costes energéticos porque estos factores ralentizaron y lastraron la senda de recuperación del primer semestre de 2021 tras un ejercicio pasado tan negativo a causa de la pandemia».

La asamblea de Fevet ratificó la integración de la Asociación de Empresarios de Selección y Reciclaje de Residuos de la Construcción y de la Industria (ARCI). De este modo, la federación queda formada por una docena de asociaciones profesionales. Además, el presidente de Fevec pasará a formar parte de la comisión ejecutiva nacional de la Fundación Laboral de la Construcción.

Materia primas por la nubes y falta de empleo cualificado lastran al tejido empresarial

La patronal Fevec se suma a las quejas generalizadas de la construcción tras evaluar con otras organizaciones del ramo ante los desajustes de mano de obra por falta de profesionales cualificados y los elevados aumentos de costes que vienen sufriendo las empresas en la compra de los materiales para su actividad. La Encuesta Coyuntural de la Industria de la Construcción muestra una expectativa de alza de esos precios desde mediados de 2020 y se detecta una falta de abastecimiento de materiales y productos básicos de la construcción, lo que puede estar detrás de esa subida de precios. Así, los valores de materiales básicos como el acero, el cobre, la madera o el aluminio se han disparado a nivel mundial. En España ya hay quienes auguran el posible abandono de obras. El desajuste entre oferta y demanda de materias primas tiene que ver por el consumo internacional, especialmente de China y de Estados Unidos.

Compartir el artículo

stats