Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles valencianos critican la falta de ayudas pese a la nueva línea del Consell

La nueva partida ofrece préstamos con hasta el 20 % de quita

Ximo Puig preside junto a los consellers Vicent Soler y Rafael Climent la reunión de ayer. | LEVANTE-EMV

Ximo Puig preside junto a los consellers Vicent Soler y Rafael Climent la reunión de ayer. | LEVANTE-EMV

La Generalitat va a lanzar una nueva línea de préstamos bonificados del plan Resistir que gestiona el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para que puedan acogerse las grandes cadenas hoteleras de la Comunitat Valenciana, que habían quedado al margen hasta ahora por exceder el límite de trabajadores que estipulaba la convocatoria inicial, focalizada en autónomos y pymes. La noticia fue recibida con frialdad por el sector, que aunque celebró el avance recordó que la autonomía está muy por detrás de otras regiones de peso turístico similar en materia de apoyo económico.

Según anunció ayer el president Ximo Puig tras la reunión de seguimiento del Resistir Plus, el programa de 647 millones de euros del Gobierno central, el Consell activará «de forma inmediata» esta línea específica para el sector hotelero, que estará dotada con 11 millones de euros y un tramo no reembolsable del 20 % para cada préstamo que se conceda. El importe máximo todavía no está fijado, si bien Hacienda insiste en que el fondo es «ampliable».

Comparativa regional

Esos 11 millones, sin embargo, «distan mucho de lo que han movilizado otras comunidades autónomas turísticas», lamentó ayer la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, en declaraciones a este diario. Y puso como ejemplos los planes específicos habilitados por Canarias (80 millones) y Andalucía (60 millones), con un presupuesto muy por encima del valenciano. Además de esta línea, el Consell había destinado 6 millones a hoteles y otros 12 al Bono Viatgem.

En todo caso, la patronal hotelera mostró su «satisfacción» más que con el importe, con el mensaje que manda esta ampliación de las ayudas del Gobierno del Botànic. «El Consell se ha dado cuenta del agujero en el que estaba el sector, que hasta ahora había sido marginado», añadió Montes, que prefirió «esperar a ver la letra pequeña» del decreto antes de pronunciarse sobre el plan específico anunciado.

Según los cálculos de Hosbec, que coinciden con los que maneja también Hacienda, hay en torno a una veintena de grandes hoteles que podrían solicitar estas ayudas del IVF y que hasta ahora no podían acogerse por tener plantillas de más de 250 empleados, frontera en la cual dejan de ser considerados medianas empresas.

La línea Horeca, al 90 %

Mientras tanto, la línea original de préstamos bonificados del organismo que dirige Manuel Illueca ya ha aprobado créditos por el 90 % del presupuesto, que ya va por los 150 millones de euros tras ser triplicado por el Consell hace unos meses ante el gran número de solicitudes recibidas.

Según los datos facilitados por Hacienda, hasta el momento se han aprobado 2.170 operaciones por valor de 135,9 millones. Puesto que el sistema del IVF incluye quitas automáticas de hasta el 30 %, el montante que no tendrá que ser devuelto por los solicitantes escala hasta los 33,5 millones. El importe medio de los préstamos resueltos es de 62.386 euros y la ayuda directa media queda en 15.477 euros por empresa.

Por tamaño de negocio, quienes más créditos han solicitado han sido los autónomos, que con 1.326 operaciones han recibido préstamos por 35,8 millones. Las microempresas (hasta 10 empleados), han obtenido luz verde para 682 créditos por valor de 49,9 millones; las pequeñas empresas (hasta 50 trabajadores) han logrado 131 préstamos por un importe total de 31,5 millones y las medianas empresas (hasta 249), han obtenido 18,5 millones a través de 40 préstamos.

Todas las empresas pueden pedir desde mañana el Resistir Plus

El ‘president’ Ximo Puig anunció ayer que el plazo para solicitar las ayudas del plan Resistir Plus, cuyo alcance y beneficiarios han sido ampliados recientemente por el Consell, se abrirá mañana 28 de julio y hasta el 20 de agosto a todas las empresas valencianas con pérdidas superiores al 30 %. Como ya se anunció, Puig destacó que esta convocatoria incluirá finalmente a todos los sectores, una demanda del Consell al Gobierno y que ha sido atendida. Asimismo, las ayudas se podrán destinar al pago de gastos corrientes y no únicamente a deuda adquirida durante la pandemia. Puig incidió en que el objetivo de estas modificaciones es que «ni uno de los 647 millones que pueden ir destinados al tejido productivo valenciano queden sin repartir». En la fase para autónomos y empresas que tributan por módulos se han recibido 13.865 solicitudes y se han resuelto 2.938 por 8,3 millones.

Compartir el artículo

stats