Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mercado laboral no puede absorber la demanda de empleo

La autonomía se desmarca del resto de España al liderar el alza del desempleo entre abril y junio

Una mujer es atendida en una oficina de Empleo. | LEVANTE-EMV

Una mujer es atendida en una oficina de Empleo. | LEVANTE-EMV

El mercado laboral de la Comunitat Valenciana todavía afronta tiempos inciertos a tenor de los datos que facilita la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al segundo trimestre de 2021. La autonomía generó 55.100 nuevos puestos de trabajo entre abril y junio, lo que supone un incremento del 2,77 % respecto al trimestre anterior. Sin embargo, la cifra de parados, a diferencia del resto del España, se disparó en 15.600 desocupados; es decir, un 3,96 % más que en abril de este año. No ha sido por tanto un buen trimestre en el ámbito del trabajo.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que la valenciana fue una de las cuatro autonomías donde subió el desempleo (junto con Cantabria, Castilla-León y La Rioja), lo que contrasta con el descenso en el resto del país. En España, el número de ocupados aumentó en 464.900 personas en el segundo trimestre del año, sobre todo gracias a la relajación de las medidas para contener el virus de la covid-19 y al progreso de la vacunación. Y el número de desempleados disminuyó en 110.100 personas.

Mientras tanto, la C. Valenciana elevó su cifra de parados totales a 409.900 personas, con lo que la tasa de desempleo queda en el 16,67%, ligeramente por debajo del 16,74% del mismo periodo del año anterior, aunque por encima de la media española (15,26 %).

Más paro en agricultura

Este incremento del desempleo se produce entre las mujeres, con 22.700 desempleadas más, y en los jóvenes, con 10.500 nuevos desempleados, que se reincorporan a la actividad tras un periodo en que también han sido los primeros en salir del mercado laboral. Por provincias, disminuyó el paro en Alicante, mientras que en Castelló permaneció prácticamente estable. Y aumentó en Valencia. El incremento del paro en la autonomía se debe al fuerte crecimiento registrado en el colectivo sin empleo anterior o durante más de un año en el desempleo, pues creció en un 29%. En el resto de sectores (salvo en agricultura) el desempleo disminuyó fuertemente. En industria cayó en 11.100 personas; en construcción hubo 8.900 desempleados menos y en servicios, 22.600 desempleados por debajo.

Así las cosas, aunque la reactivación ha sido importante, el mercado no ha sido capaz de absorber todas las nuevas personas que manifiestan querer trabajar y por eso, este trimestre también crece la desocupación, especialmente entre las mujeres.

Un dato positivo del mercado laboral es que el número de personas activas pasa de 2.388.000 personas en el primer trimestre a 2.458.800 personas en el segundo; con lo que el aumento es de 70.800 persona. Eso contrasta con el descenso habido en el mismo periodo del año anterior, que fue de 86.200 personas, según la EPA.

Compartir el artículo

stats