Atitlan, grupo empresarial de origen valenciano liderado por Roberto Centeno (yerno de Juan Roig) y Aritza Rodero, ha presentado sus resultados financieros correspondientes al ejercicio 2020. El beneficio neto consolidado ha ascendido a 12 millones de euros en el periodo, gracias a la positiva evolución de todas sus divisiones y diferentes participadas. Los resultados confirman la capacidad de la compañía para crear y consolidar valor en el medio-largo plazo.

De este modo, durante el ejercicio 2020 y pese a las incertidumbres e impactos derivados del covid, el grupo ha continuado la senda de crecimiento en las diferentes unidades de negocio que lo componen, reflejo del esfuerzo de todo el equipo que contribuye a su actividad.

En términos de ingresos, Atitlan cierra el ejercicio con 70 millones de euros y alcanza una cifra global de activos de más de 500 millones de euros, gracias a las diferentes operaciones que ha llevado a cabo durante el año dentro de sus distintas áreas de negocio, como la fusión con Guillem Export, la inversión en Imex Products o la integración de Elaia.

Luis Sanz, Director Financiero de Atitlan ha destacado: “Nos sentimos muy orgullosos de los positivos resultados que hemos obtenido en 2020, pese a ser un año desafiante por el fuerte impacto del COVID en la actividad empresarial y la economía española. Estos resultados son reflejo del esfuerzo de todo el equipo humano que forma parte de nuestro grupo, a los que queremos agradecer su implicación y compromiso. A futuro mantenemos nuestro objetivo de reinvertir los beneficios obtenidos, apostando tanto por los sectores donde ya tenemos presencia como en nuevas oportunidades que puedan surgir en compañías con potencial de crecimiento”.