La empresa británica Octopus ha entrado en el mercado energético español con la compra de la compañía valenciana Umeme. Octupus ha fijado su sede en València y tiene previsto invertir 60 millones en los próximos años. El precio de compra de Umeme no ha trascendido. La firma de origen británico comercializará electricidad 100 % renovable y se ha fijado el objetivo de alcanzar un millón de clientes en España en 2027. La compañía tiene 2,4 millones de clientes en Reino Unido.

Umeme fue fundada en València en 2019 y dispone de una cartera de 5.000 clientes residenciales y empresariales. Roberto Giner, cofundador y director general de Umeme, subraya que desde el primer día la compañía ha apostado por la comercialización de energía 100 % renovable. «La fusión va a permitir aprovechar al máximo esta energía y acelerar la transición en España hacia una energía totalmente verde», apunta Giner.

«Nos ha impresionado enormemente el espíritu emprendedor y el enfoque tecnológico de Umeme, que es muy poco común en el sector energético. Su brillante equipo encaja perfectamente con nuestra filosofía y forma de operar y estoy muy emocionado de trabajar con ellos para llevar energía verde y asequible con el mejor servicio a todos los clientes de España», comenta Greg Jackson, director ejecutivo y fundador de Octopus Energy.