Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribera abre la puerta a una empresa pública para frenar el coste de la luz

La ministra desliza la posibilidad de crear una firma estatal para gestionar las concesiones hidroeléctricas que vayan liberándose con el fin de poder reducir la tarifa eléctrica

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. | M.A. MONTESNOS

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, hizo ayer un parón en sus días de asueto para asegurar que el Ejecutivo sigue buscando fórmulas para paliar el efecto de estos precios sobre la factura. Entre ellas, ahora incluso se plantea la creación de una empresa pública de energía para gestionar las centrales hidroeléctricas, así como una reforma de la tarifa regulada.

En una entrevista en la Cadena Ser, tras ser preguntada por la llamada de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, a salir a la calle en protesta por el precio de la luz, la ministra ha advertido que «el desafío» no es movilizarse, sino «encontrar soluciones». Y fue entonces cuando abrió primera vez la puerta a «modificar las reglas del mercado de generación y poder disponer de toda la energía hidroeléctrica a través de un sistema concesional distinto (al actual) o a través de una empresa publica según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas que permita intervenir o facilitar otra manera de ofertar energía».

Este anuncio llegó el mismo día en el que los agentes sociales, con la patronal catalana Foment del Treball y el sindicato UGT a la cabeza, reclamaron a la ministra un cambio en el mercado de la electricidad para fijar los precios de forma distinta. Una reclamación que la propia ministra hizo a la Comisión Europea, encargada de su diseño. Sin embargo, Ribera reveló que el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, le ha contestado con una negativa. «No quieren cambiarlo porque consideran que es eficiente y simple», dijo. La creación de una empresa pública es la opción que ahora desempolva Ribera, una histórica propuesta del partido morado a la que Ribera nunca le había dado carta de naturaleza, o al menos no lo había hecho desde que se asoció con la formación que antes dirigía Pablo Iglesias. De hecho, esta propuesta ni siquiera figura en el acuerdo de coalición PSOE-Unidas Podemos. Quizás por eso una de las primeras en reaccionar a estas palabras de la ministra fue la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra. «Que el PSOE se abra por primera vez a nuestra propuesta de creación de una empresa pública de energía es una buena noticia», escribió.

Compartir el artículo

stats