Las ventas del comercio minorista subieron el pasado mes de julio en casi todo el área mediterránea, sobre todo en Baleares y en menor medida en la Comunitat Valenciana (un 1,2 %) y Cataluña, además de en Andalucía y Madrid, mientras que el resto de España registró descensos.

Según los datos que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice general del comercio minorista corregido de efectos estacionales y de calendario presenta en julio una variación del 0,1 % respecto al mismo mes del año anterior. En Baleares, las ventas del comercio minoristas se elevaron un 5,9 %, muy por delante de Andalucía (1,7 %), Comunitat Valenciana (1,2 %), Madrid (1,1 %) y Cataluña (1,0 %).

Por el contrario, los mayores descensos se registraron en Navarra (−6,1 %), Extremadura (−4,6 %), Castilla y León (−4,2 %), Asturias (-3,8 %) y Aragón (-3,7 %).

Pese a los descensos en las ventas en la mayoría de las regiones, el empleo del comercio minorista aumentó en 16 comunidades en tasa anual y solo bajó en Canarias (-2,2 %). Los mayores incrementos en el empleo se produjeron en la Comunitat Valenciana (3,3 %), Baleares (3,1 %), Madrid (2,9 %), País Vasco (2,8 %) y Aragón (2,6 %). En las dos ciudades autónomas las ventas cayeron un 11,4 % en Melilla y un 4,8 % en Ceuta.