Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El incremento del SMI beneficiará a unos 130.000 trabajadores valencianos

UGT-PV considera que la subida del salario mínimo elevará el consumo, mientras que la patronal CEV dice que «no es el momento»

Empleados de un restaurante de València el pasado junio. | FRANCISCO CALABUIG

La inminente subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anunciada esta semana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podría beneficiar a aproximadamente 130.000 trabajadores de la Comunitat Valenciana, según los cálculos realizados para este diario por UGT-PV. No obstante, desde el sindicato se precisó que es difícil calibrar el número exacto, que este caso deriva del 10 % -peso aproximado de la economía valenciana en el conjunto nacional- de los 1,3 millones de beneficiarios que se prevén en toda España. Desde CCOO-PV no quisieron valorar el impacto argumentando que «el dato concreto no es público y lo más aproximado es la renta, pero los últimos resultados de su evolución son de 2019 y el tramo salarial correspondiente no es fiable porque recoge otras posibilidades como el trabajo a tiempo parcial».

Sea como fuere, en la reunión que mantuvo esta semana el ministerio de Trabajo con los agentes sociales, los representantes de dicho departamento gubernamental trasladaron la intención de que el SMI suba este año 15 euros y se sitúe en 965, mientras que en los dos próximos ejercicios se elevaría en 31 euros, de tal forma que llegaría a 996 en 2022 y a 1.027 euros en 2023, con 14 mensualidades.

El anuncio es insuficiente para los sindicatos e imprudente para los patronos. «Autónomos y empresas, especialmente las de menor tamaño, todavía no han superado las consecuencias del impacto de la crisis en sus balances y no pueden asumir incrementos de los costes; ni de producción, ni laborales, ni tributarios», argumentan desde la patronal autonómica CEV, para la que «no es momento de forzar una subida inmediata del SMI y, por el contrario, sí urge acelerar todas las gestiones para contener y reducir los costes energéticos que son actualmente el principal motivo de preocupación de las empresas y las familias».

«La subida del salario mínimo es indispensable y la venimos reclamando desde hace tiempo», dice Pilar Mora, secretaria de Formación, Empleo e Igualdad de género de UGT- PV, para quien el incremento «aumentará el consumo y por tanto la creación de empleo», tan necesaria tras los malos resultados del mes de agosto. Juan Carlos Gallart, secretario de Empleo de CC OO-PV insiste en que, «en el actual contexto, con la inflación disparada en el 3,3%, es más urgente que nunca concretar una subida significativa del SMI».

El lunes habrá una nueva y última reunión para buscar el acuerdo antes de que el Consejo de Ministros adopte la decisión, tal vez el próximo martes.

Compartir el artículo

stats