Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CaixaBank augura que los tipos no serán positivos hasta 2024 o 2025

El presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, se muestra «cauto» ante la subida del SMI

Goirigolzarri, ayer, durante su intervención en la Fundación Conexus en Madrid. | LEVANTE-EMV

Quienes duden entre una hipoteca a tipo fijo o variable deben tener en cuenta que va para largo una subida del precio del dinero. Así lo cree el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, quien augura que los tipos de interés no estarán en positivo antes de 2024 o 2025. El banquero fue el protagonista de la vuelta a la actividad presencial de la Fundación Conexus, que trata de estrechar lazos entre empresarios de Madrid y la Comunitat Valenciana. Además de patronos como Carlos Bertomeu (Air Nostrum) o Antonio Arias (Vectalia), al encuentro de ayer asistieron los exministros socialistas nacidos en la autonomía Pedro Solbes y Jordi Sevilla, entre otros.

Tras su intervención inicial y ahora ya en el turno de preguntas, Goirigolzarri, que preside una entidad cuya sede social está en València, no quiso ser concluyente sobre la idoneidad de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que negocian Gobierno y sindicatos con rechazo de la patronal. Dijo que iba a ser «cauto» al respecto, pero previamente añadió, citando datos del Banco de España, que el efecto más negativo lo tendría en los colectivos más vulnerables y de menor valor añadido, que son precisamente los que la medida busca proteger.

En cuanto a sus previsiones sobre la recuperación económica, Goirigolzarri auguró que el tercer trimestre de 2021 será «muy potente» y avanzó el dato de que la facturación de tarjetas está creciendo a doble dígito respecto a 2019. «La perspectiva para los próximos doce meses es que el buen tono económico se va a mantener», explicó el presidente del banco, quien destacó que los fondos del programa Next Generation EU suponen «una gran oportunidad para la economía española» y que su éxito requerirá de una mejora de la productividad, con reformas en el sistema laboral, de pensiones o en las regulaciones que establecen barreras a la competencia y desincentivan la creación de empresas.

Preguntado sobre la posibilidad de participar en nuevos procesos de consolidación, el directivo recordó que CaixaBank todavía está inmersa en la fusión con Bankia, cuya integración tecnológica está prevista para el mes de noviembre y el acuerdo laboral, pendiente de ejecución. «Bastante trabajo tenemos con eso y no está en nuestra mesa ni en nuestro pensamiento ninguna cosa distinta», aseguró.

Por su parte, el presidente de la Fundación Conexus, Manuel Broseta,hizo hincapié durante la presentación del acto en un conocido hotel de Madrid de los lazos que unen a las dos autonomías. Como Goirigolzarri, defendió la necesidad del corredor mediterráneo, pero también recordó que los madrileños son los principales inversores en empresas valencianas y los valencianos, a su vez, de las madrileñas.

Compartir el artículo

stats