Iberdrola es consciente de la necesidad de impulsar la electromovilidad a través de actuaciones coordinadas con los principales agentes implicados. Por ello, continúa promoviendo oportunidades para generar un ecosistema industrial y comercial más innovador, verde y limpio que permita consolidar el desarrollo de la movilidad sostenible en nuestro país.

En este sentido, ha completado ya más de 50 acuerdos de despliegue de infraestructuras con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos.

La movilidad eléctrica está permitiendo ahorrar energía y desarrollar un transporte más eficiente. Asimismo, está contribuyendo a un modelo de desarrollo más limpio y sostenible con el que los espacios públicos se ven libres de humos y los ciudadanos se libran de la contaminación asociada al transporte basado en combustibles.

En este contexto, Iberdrola ha firmado diferentes acuerdos con fabricantes de vehículos y concesionarios para fomentar la movilidad eléctrica y continuar desarrollando su compromiso con la sostenibilidad como vía para luchar contra el cambio climático.

Así, impulsa la transición hacia la movilidad sostenible y la electrificación del transporte con acuerdos de colaboración como el firmado con SEAT y Volkswagen, por el que suministrará energía renovable a las instalaciones del Grupo Volkswagen en la Península Ibérica, convirtiéndose en socio estratégico para desarrollar conjuntamente una red de infraestructura de recarga pública.

Además, ha sellado una alianza con Grupo Renault para alcanzar la huella de carbono cero en sus fábricas. Otros ejemplos se encuentran en los acuerdos con Volvo, Mercedes, Porsche o Mazda, entre otros.

App de recarga de Iberdrola. ED

También es destacable el acuerdo con diferentes concesionarios y asociaciones empresariales, a través de los que Iberdrola aportará soluciones para la instalación de puntos de recarga en sus centros y la posibilidad de ofrecer a sus clientes y empleados la adquisición de vehículos eléctricos.

Asimismo, la compañía ha anunciado que adquirirá los primeros 1.000 cargadores rápidos Supernova del proveedor de soluciones de recarga inteligente para vehículo eléctrico Wallbox, que instalará globalmente en los mercados en los que opera, y ha puesto en marcha en la autovía València-Madrid, junto con la empresa BeePlanet, los primeros puntos de recarga de vehículo eléctrico alimentados con baterías de segunda vida, un proyecto que no solo contribuye a impulsar la movilidad sostenible, haciéndola accesible con sistemas de almacenamiento de energía, sino también se alinea con la economía circular y ayuda al desarrollo del sector industrial de baterías en España.

Recientemente Iberdrola ha diversificado su apuesta por la movilidad sostenible a través de las motocicletas eléctricas y, junto a Cooltra e Inetum, está desplegando por las ciudades bancos de recarga inteligente capaces de albergar 20 cargadores cada uno y baterías de motos multimarca.

Plan de Movilidad Sostenible

Todas estas acciones relacionadas con la electrificación del transporte se enmarcan en el Plan de Movilidad Sostenible de la compañía, que contempla el despliegue de cerca de 150.000 puntos de recarga de vehículo eléctrico.

Este plan incluye actuaciones en hogares y empresas, así como el despliegue de infraestructura de recarga pública en vía pública. A este proyecto, Iberdrola va a destinar una inversión de 150 millones de euros. Su apuesta se concreta en acelerar el despliegue de infraestructura de recarga ultra rápida (350 kW), súper rápida (150 kW) y rápida (50 kW).

Otro de los objetivos de este plan se orienta a la creación de una cadena de valor en sectores de futuro. La compañía ha comunicado que acelera su programa inversor en movilidad eléctrica con la adjudicación de contratos por importe de 50 millones de euros a 20 pequeñas y medianas empresas de once Comunidades Autónomas, para la instalación de puntos de recarga y soluciones de recarga en España.

El desarrollo de estos contratos generará empleo para 200 profesionales de la práctica totalidad del territorio español.

Infraestructuras de recarga

Iberdrola está realizando un importante despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos por toda la Comunitat Valenciana, desde los que los usuarios podrán recargar la batería de sus coches eléctricos con energía 100 % verde, procedente de fuentes de generación renovable y con certificado de garantía de origen (GdOs).

Estas infraestructuras de recarga están localizadas en la App de Recarga Pública Iberdrola, la única en España que incorpora información verificada de todos los cargadores de vehículo eléctrico, tanto los de Iberdrola, como los de otros operadores. Desde la aplicación se geolocaliza el cargador, se comprueba su operatividad en tiempo real y, en este caso, se puede reservar y pagar desde el móvil.

Además, la compañía promueve diferentes proyectos novedosos de movilidad sostenible en la Comunitat Valenciana, como es el caso del corredor de hidrógeno verde en el área del Mediterráneo, que contempla la construcción de dos hidrogeneras en Alicante y València que permitirían producir y abastecer de esta fuente de energía al transporte pesado; así como el primer Corredor Mediterráneo para el transporte pesado por carretera 100 % eléctrico, junto a la compañía de transporte y logística Disfrimur.