Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis del automóvil lastra a las exportaciones de la C. Valenciana

Es una de las autonomías con peor comportamiento tanto en julio como en el acumulado anual por los paros de producción en Ford

Coches preparados para ser exportados desde el puerto de València. | REUTERS

La crisis del automóvil, singularmente por la falta de microchips que está provocando continuados expedientes temporales de empleo en numerosas fábricas, entre ellas la de Ford en Almussafes, supone un creciente lastre para las exportaciones valencianas, que siguen aumentando en volumen pero a un ritmo mucho menor que el resto de autonomías. Si no fuera por este sector, la Comunitat Valenciana estaría alcanzando a estas alturas del año registros históricos, incluso mejores que en 2019, el ejercicio previo a la crisis del coronavirus.

Los datos publicados ayer por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo son incontestables. En julio, las ventas al exterior valencianas alcanzaron los 2.578 millones, con una subida de solo el 1,9 % en relación al mismo período de 2020, un mes mucho más condicionado que este por la pandemia. Solo Aragón, Baleares y Galicia tuvieron un registro peor. Las cuatro estuvieron lejos de la subida del 13,6 % de la media nacional. Mientras, las importaciones aumentaron un 17,1 %, hasta 2.491 millones, con lo que el saldo comercial se redujo a 87,3 millones, un 78,4 % menos que un año antes. La explicación a esa evolución poco favorable se encuentra en el automóvil, el único grupo de actividad en negativo en julio. La reducción, además, fue de grandes proporciones: un 50,6 %.

Los datos del acumulado de los siete primeros meses del año no son tan negativos, pero no van a la zaga. Las exportaciones valencianas crecieron un 13,8 %, hasta los 18.758 millones. De nuevo se sitúan lejos, en términos porcentuales, de la media española, que alcanzó el 21,7 %, y también otra vez se ubicó entre las autonomías con peor comportamiento. En este caso, solo le fue mejor que a Baleares, Canarias, Extremadura y La Rioja. Las importaciones volvieron a crecer más que las ventas al llegar a 16.362 millones, un 14 % más.

Saldo comercial

El único dato positivo es que el saldo comercial crece un 12,5 %, frente al descenso del 11,2 % del conjunto del país, y se mantiene en terreno positivo con 2.395 millones. Nuevamente, el sector que condiciona la evolución de las exportaciones es el automóvil, que acumula un descenso del 21,3 %. Solo con que las ventas de coches hubieran mantenido el nivel de hace un año, las exportaciones valencianas habrían crecido en 550 millones más y habrían superado los 19.198 millones que la autonomía había vendido en los siete primeros meses de 2019.

Un dato signiticativo es que la Comunitat Valenciana incrementa sus ventas a sus cinco principales mercados en el período analizado. Así, se incrementan en un 5,9 % sus exportaciones a Alemania (2.539 millones), un 14,8 % a Francia (2.534 millones), un 25,6 % a Italia (1.592), un 8,8 % a Estados Unidos (1.435) y un 7,7 % al Reino Unido (1.214), que aparentemente no acusa los efectos del brexit, estrenado con el cambio de año.

Compartir el artículo

stats