Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grandes bodegas de Utiel-Requena pierden mercados tras su salida de la DO Valencia

El Supremo ha anulado la doble inscripción que promovió la Conselleria de Agricultura en 2011

Recogida de uva en una explotación vitinícola. | REUTERS/CARLA GOTTGENS

La imposibilidad de algunas grandes bodegas de Utiel-Requena y Alicante de comercializar sus vinos bajo el amparo de la Denominación de Origen (DO) Valencia, con mayor tirón comercial en los mercados internacionales, supondrá un duro varapalo para las próximas ventas de estas firmas implantadas en la citada comarca del interior de la Comunitat Valenciana y en la provincia alicantina. De momento, en el sector aseguran que ya se están perdiendo algunos mercados y clientes. El consejo regulador de la DO Valencia, tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo, ha enviado cartas a las bodegas de fuera de este territorio para anunciarles que suspende temporalmente su inscripción bajo esta marca paraguas.

La guerra entre los tres consejos reguladores de las DO de vinos de la autonomía por defender sus respectivos territorios geográficos, tras la sentencia firme del citado alto tribunal, ha sido ganada por Utiel-Requena y Alicante al anular la norma que permitía que las bodegas de los territorios incluidos en ambas pudieran también estar en la de Valencia. Esta DO acogía hasta ahora al menos a una veintena de bodegas que embotellaban vinos producidos en la zona de Utiel-Requena y Alicante o bien lo elaboraban con uva de esos territorios en bodegas implantadas en zonas de la DO Valencia. Los recursos de Utiel y Alicante tenían por objetivo defender los intereses de las dos DO, aunque a la postre perjudican a las grandes bodegas.

Entre las firmas que estaban en la situación de comercializar vino con DO diferente a la del lugar donde se ubican se encuentran bodegas como Mitos, Nodus, De Moya, Casa Lo Alto, Bruno Murciano, Torre Oria, Hispano+Suizas o Sierra Norte. En esa misma situación están compañías tan reconocidas como Murviedro, Vicente Gandia y Cherubino. Por otro lado, en La Font de la Figuera (provincia de València), Bodegas Arráez tiene vinos con las DO Alicante y Utiel-Requena.

Además, otras bodegas podrían tener problemas de suministro para producir sus caldos al no poder comprar vino amparado por la DO Valencia en zonas de Utiel-Requena y Alicante, donde algunas cooperativas surtían de vino con DO Valencia.

Hay que tener en cuenta que Valencia es una de las denominaciones vitivinícolas de España líderes en las exportación tras la Rioja y la del cava. En ese sentido, la facturación en el exterior duplica a la de Utiel-Requena y vende cerca de diez veces más litros en volumen que la de Alicante.

En 2011, la Conselleria de Agricultura valenciana, en tiempos del PP, aprobó el nuevo reglamento y pliego de condiciones de la Denominación de Origen Protegida Valencia en el que anulaba todo lo relativo a la alteración de la demarcación geográfica y permitía la doble inscripción de términos municipales pertenecientes a las DO Alicante y Utiel-Requena. Pero el Tribunal Supremo, el pasado mes de julio, dictó dos sentencias en las que estimaba los recursos planteados por los consejos reguladores de las denominaciones de Alicante y Utiel-Requena contra la decisión de la conselleria.

Los territorios de la DO Utiel-Requena son los que son «porque aquí sí hay un vínculo directo entre la tierra y el verdadero origen del producto. Esta sentencia -según aseguraron en su momento fuentes de la entidad que preside José Miguel Medina- significa un reconocimiento y respeto al trabajo de los viticultores y bodegueros de la DO Utiel-Requena, y un paso definitivo hacia la transparencia de cara al consumidor». Por su parte, fuentes de la DO Alicante sostenían que «es un momento muy importante pues nos refrenda en la lucha por nuestro territorio, que está históricamente protegido».

Reuniones en busca de soluciones y a la espera de la Generalitat

La sentencia del Tribunal Supremo «descoloca a las bodegas», «lastrará las ventas» de las empresas y cooperativas y «provocará pérdidas de clientes». Así lo reconocen desde el consejo regulador de la Denominación de Origen de la DO València, que ya ha mantenido diversas reuniones con diversas bodegas «en busca de soluciones» tras la suspensión temporal de las firmas que no pertenecen a su ámbito geográfico. Mientras tanto, la Conselleria de Agricultura todavía no se ha pronunciado sobre la situación del sector, con el que prevé reunirse. Tras el varapalo judicial, la DO Valencia recuerda que cumple con los requisitos que determina la Comisión Europea sobre el vínculo de las bodegas con la zona geográfica protegida, que tiene que ver más con «derechos» que con «territorios». Así, la UE no impide que una misma zona de producción esté incluida en varias DO.

Compartir el artículo

stats