Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La banca ha cerrado hasta junio el 5 % de su red de oficinas en la C. Valenciana

La disminución en España llega a casi 1.400

Oficina en València de CaixaBank, cuyo ERE contempla el cierre de 1.534 sucursales en España.  | FRANCISCO CALABUIG

Oficina en València de CaixaBank, cuyo ERE contempla el cierre de 1.534 sucursales en España. | FRANCISCO CALABUIG

El proceso de reducción de la red de oficinas bancarias prosigue sin pausa, incluso a pasos agigantados. Tan es así que muy probablemente la Comunitat Valenciana cerrará este ejercicio por debajo de las dos mil sucursales financieras, una cantidad propia del siglo XX. Los datos publicados ayer por el Banco de España ponen de relieve que en la autonomía solo quedaban al finalizar el primer semestre de este año 2.052 establecimientos de banca, después de en el segundo trimestre se cerraran 52 oficinas. Si a estas se suman las 53 que desaparecieron entre enero y marzo de 2021, el resultado es que en seis meses han pasado a mejor via 105 locales o, lo que es lo mismo, el 4,8 % de las 2.157 sucursales que había en la autonomía al finalizar el año pasado.

La Comunitat Valenciana no es una isla en esta tendencia. En el mismo período, el número de establecimientos financieros que han desaparecido en el conjunto de España se acerca a los 1.400. En concreto, son 1.385, aunque el mayor volumen, 789, se ha concentrado en el segundo trimestre.

La digitalización y la necesidad de lograr una mayor rentabilidad en un contexto en el que los tipos de interés están en negativo y resulta difícil obtener ingresos han embarcado a las entidades financieras en un proceso de reducción de unas redes de oficinas que están en número por encima de lo que es habitual en el resto de la Unión Europea. Operaciones de absorción como la de Bankia por parte de CaixaBank han sido el paraguas para justificar el cierre de oficinas y, por tanto, los despidos, pero otras entidades que no han entrado en este tipo de procesos también han anunciado medidas idénticas.

De ahí que, cuando finalice este 2021, las 2.052 sucursales financieras que había en la Comunitat Valenciana a 20 de junio se van a ver reducidas de forma considerable. Así, el ERE de CaixaBank -con sede social en València, como también la tenía aquí Bankia, a su vez heredera de Bancaja- prevé el cierre de 1.534 oficinas, una parte considerable de las cuales corresponderá a la Comunitat Valenciana, donde la entidad tiene 664 establecimientos, el 31 % de todas las que había en la zona al finalizar el primer trimestre de 2021.

El Sabadell, con domicilio social en Alicante, negocia otro ERE que implicará la clausura de 320 locales en España. Este banco es el segundo con más penetración en la autonomía, con 268 oficinas. Por su parte, el Banco Santander reducirá sus establecimientos en algo más de mil unidades y el BBVA, en 480.

Correos

En este contexto, en el que además la retirada de la banca está expandiendo la llamada exclusión financiera que aqueja a numerosas pequeñas poblaciones del interior del país, Correos anunció que instalará 142 cajeros automáticos en oficinas de la Comunidad Valenciana: 56 en la provincia de Alicante, 17 en la de Castelló y los 69 restantes en la de Valencia.

En toda España la cifra de nuevos cajeros automáticos será de 1500: 1.200 se ubicarán en diferentes oficinas de Correos de todo el territorio nacional y los 300 restantes se instalarán en localidades de entre 500 y 3.000 habitantes de zonas rurales que no cuentan con oficina bancaria o van a quedarse sin ella en los próximos meses.

Compartir el artículo

stats