Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fin de las restricciones reduce el teletrabajo en un 31% en la C. Valenciana

Archivo - Imagen de archivo de teletrabajo

El número de teletrabajadores en España se ha estabilizado en los últimos cuatro trimestres en un rango de entre 2,8 y 3,2 millones de personas, aproximadamente. Sin embargo, cuando se compara el dato puntual del segundo trimestre de este año (2,9 millones de teletrabajadores) con el del mismo período del año pasado (trimestre atípico que incluye el confinamiento de la población, que marcó el máximo histórico de 3,55 millones de teletrabajadores), se encuentra una reducción de un 18,4%.  En el caso de la Comunidad Valenciana, la contracción interanual ha sido mucho mayor pues el teletrabajo se ha reducido un 30,9% en el último año (la quinta caída más profunda entre las autonomías). Aun así, ahora mismo el 12% de los trabajadores en la región tiene la posibilidad de teletrabajar al menos ocasionalmente frente al 8,5% de hace dos años (antes del estallido de la pandemia), según un informe de Adecco.

El análisis de la variación interanual da pistas útiles acerca del mayor o menor grado de implantación del teletrabajo en las diferentes autonomías. Madrid y Cataluña muestran los descensos más suaves, de un 8,9% y un 13,6%, respectivamente. En cambio, seis autonomías exhiben retrocesos interanuales de al menos el 30%, entre ellas la Comunidad Valenciana.

Esas variaciones permiten comprender por qué se ha reafirmado el predominio de Madrid (774.000 teletrabajadores), de Cataluña (591.700 teletrabajadores), de Andalucía (378.700) y de la Comunidad Valenciana (253.900 personas que teletrabajan actualmente) en este campo, donde las cuatro autonomías con mayor cantidad de teletrabajadores cobijan al 68,9% de este colectivo.

Un 27,1% de los empleos creados en los últimos doce meses en la Comunidad Valenciana ha sido de jornada parcial: 28.000 puestos de trabajo (9,3% interanual), frente a 75.200 de tiempo completo (4,6%). La proporción de ocupados a tiempo parcial ha crecido así hasta el 16,1% del total de ocupados (+0,4 p.p.). Es el dato más alto para la autonomía desde septiembre de 2018 y, además, es el mayor a nivel autonómico.

La penetración del empleo a tiempo parcial es más marcada en la Comunidad Valenciana que en el conjunto español (14,2%), pero aun así el 16,1% valenciano queda por debajo del 18,6% de media de la UE-27 y mucho más, por ejemplo, de países como Alemania (29,1%), Austria (28%), Bélgica (24,2%) y Dinamarca (24,1%).

Con todo, la potenciación del teletrabajo generado como «parche laboral» durante la crisis del coronavirus ha abierto en los últimos meses un nuevo nicho de negocio inmobiliario en la provincia de Alicante, sobre todo en la franja costera, al haber crecido la demanda desde numerosos colectivos profesionales, extranjeros y españoles, por adquirir una vivienda en la provincia y residir en la misma durante todo el año. Un nicho de mercado que comienza a ser una realidad, según confirman los promotores.

Desde Provia subrayan que «hace años que Alicante es un lugar apetecible para los europeos que compaginan residencia y trabajo, pero sí que hemos notado ahora un cambio con la coyuntura sobre la de hace diez años. Antes pasaban largas temporadas trabajando y luego volvían a su país, pero ahora también hemos detectado que se instalan en la provincia definitivamente, teletrabajan a diario y viajan a sus ciudades de origen, por ejemplo, cada quince días. Una práctica que se extiende en el mercado nacional, sobre todo con Madrid». Es una «una pieza más pero no solo está esta. Por ejemplo, hace unos meses contactó con la asociación un grupo de inversores franceses interesados en promover viviendas para mayores de 55 años, no solo para jubilados».

Compartir el artículo

stats