Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Mucho más que contenedores

Con esta expresión Aurelio Martínez, presidente de Valenciaport, sintetizaba su mensaje de bienvenida a la reciente inauguración de la exposición Un món a bon port, que puede visitarse en el Edificio del Reloj hasta el 21 de octubre. Efectivamente, nuestros puertos realizan una función económica fundamental para nuestra sociedad, mediante el intercambio de mercancías y pasaje, y lo cierto es que la cara visible parece reducirse con frecuencia al movimiento de contenedores.

Los puertos son mucho más: son su administración y su comunidad portuaria, que se suma e identifica con el puerto, y las personas que trabajan en ella, con sus inquietudes, su sensibilidad y sus ganas de contribuir al mundo que nos ocupa, o que más bien ocupamos. Y todo ello se traslada a su práctica cotidiana y va mostrando resultados con el tiempo.

La exposición titulada Un mundo a buen puerto. Navegando con los ODS trata de acercar desde el emblemático Edificio del Reloj los ODS a su ciudad. Con esta muestra se pretende presentar en unos casos y recordar en otros en qué consisten los ODS y de qué modo podemos comprometernos con ellos, a través de ejemplos reales de la actividad vinculada a los puertos que ilustran cada uno de los 17 objetivos.

La Autoridad Portuaria está comprometida con este cometido a través de una estrategia que le permite, de manera muy capilar, dar cobertura a cada uno de estos objetivos acordados globalmente. Lo hace directamente mediante su gestión, y de manera simultánea en alianza con su comunidad portuaria y con cuantos actores persiguen este logro común. Para ello se apoya en instrumentos que ha ido generando o impulsando a lo largo de los años. Tal es el caso del proyecto Ecoport, en materia ambiental, o de la Fundación Valenciaport, en materia de alianzas con los principales agentes que intervienen en el desarrollo de la actividad marítimo portuaria, junto con su ciudad y la Academia. En su vertiente más social destaca la Asociación Aportem – Puerto Soliario València, en la que participan numerosas empresas, instituciones y personas particulares unidas por un mismo fin.

Valenciaport es consciente de su efecto tractor y del papel que desempeña como facilitador de la actividad e impulsor de la sostenibilidad para el conjunto de la comunidad portuaria. Dicho esto, son las empresas y las personas que las integran las que verdaderamente adquieren el compromiso de lograr un puerto socialmente responsable, neutro en carbono y sostenible en el que nadie se quede atrás. Así, la cara social de los puertos es esa comunidad portuaria integrada por su administración, sus empresas y sus personas.

Tenemos la ambición de alcanzar las metas que nos hemos marcado en términos de igualdad, salud, educación, empleo y medio ambiente, conjugándolo con prestar el servicio demandado por la sociedad. Esta exposición es una ocasión para que la ciudadanía conozca mejor su puerto, más allá de mover contenedores y personas.

Compartir el artículo

stats