Selev Biogroup, firma valenciana integrada en el ‘holding’ Nuova Sesac, ha puesto en marcha un nuevo proyecto que le va a permitir cubrir todo el proceso de forma integral para la gestión de los residuos en sus propias instalaciones, con la puesta en marcha de una nueva planta de biogás en Valderrobles (Teruel). Según el CEO de Selev Biogroup, Miguel Cases Monterde, esta nueva infraestructura «permite a nuestro grupo de empresas realizar de forma íntegra toda esa gestión, desde la recogida, el transporte, el tratamiento y la valorización energética de los biorresiduos, buscando ser más eficientes y productivos para nuestros clientes».

La compañía, junto a Genia Bioenergy y Grupo Arcoiris, ha constituido la sociedad Bioselval Gestión Medioambiental, que ha sido adjudicataria de estas nuevas instalaciones, que cuentan con capacidad para gestionar hasta 165.000 toneladas anuales de biorresiduos, y en ellas se podrá gestionar un máximo de 120.000 metros cúbicos de purines que serán convertidos en biogás y biofertilizantes. Según el máximo ejecutivo de la compañía, la nueva planta evitará incinerar biorresiduos, lo que supondría utilizar el doble de energía, así como enterrarlos. «Eso significaría expulsar doble cantidad de metano, que es incluso 21 veces más perjudicial que el CO2», aseguró el directivo.

Grupo Selev, negocio puesto en marcha por la familia Cases Monterde, ofrece productos y servicios multinacionales. Prevé cerrar 2021 con una facturación superior a los 175 millones de euros. El volumen de operaciones actuales permite un ahorro de emisiones a la atmósfera de 440.000 toneladas de CO2 al año.