Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria del mueble augura paros por falta de materias primas antes de final de año

También sufre por el aumento de los costes energéticos, pero la patronal valenciana del hábitat alerta de que es la falta de materiales lo que puede forzar esos cierres y recomienda aprovisionarse

Un trabajador de una fábrica de tableros, en Aldaia, en una imagen de archivo. | F. CALABUIG

A quién le importa el aumento de los precios energéticos, del transporte o de las materias primas cuando corres el riesgo de quedarte sin productos por los que pagar y con los que fabricar. Esta es la situación que atraviesa el sector de la madera y el mueble valenciano, que tras meses sufriendo los desequilibrios del comercio mundial empieza a temer que en los próximos meses algunas compañías de la Comunitat terminen rompiendo stock y viéndose obligadas a realizar paros puntuales ante la imposibilidad de trabajar por falta de materiales.

«El problema en nuestro caso no es el precio sino el suministro», aseguraba ayer a este diario el presidente de la Federación Empresarial de la Madera y el Mueble de la Comunitat Valenciana (Fevama), Alejandro Bermejo. El directivo prevé que «de aquí a final de año» habrá empresas de la Comunitat Valenciana que se queden sin madera, una de las materias primas que más escasean y cuyo precio se ha disparado con más fuerza, y que tengan que realizar «paros puntuales» por dicha falta de materiales. Asimismo, otras están renunciando a pedidos de nuevos clientes para garantizar el suministro a los habituales.

El consumo en el sector del hábitat está por las nubes desde el fin de los confinamientos. Bermejo explica que hasta ahora han podido capear el alza de precios por esa fuerte demanda, pero denuncia que la carestía continúa y que hacerse con lotes de madera se ha convertido en una «rifa» al mejor postor. Además, alerta de que el precio de fletar un contenedor desde China parece estabilizarse pero que sin embargo se empiezan a incrementar con fuerza los de Sudamérica.

«Esto no es una burbuja porque bebe del ahorro acumulado en la pandemia», ahonda Bermejo, que admite que el sector ha podido repercutir en el precio una pequeña parte de los sobrecostes del transporte o las materias primas sin perder ventas. «No nos ha quedado otra que repercutirlo y aún así compran. Pero cuando no haya...», advierte. Solo por la escalada del precio de la madera, la industria valenciana del sector ha visto aumentar sus costes fijos en un 35 %, según el líder de Fevama. «Si a eso le añades los fletes y la energía, nos cuesta un 50 % más», detalla Bermejo.

Lo peor de todo, añade, es la incertidumbre sobre la duración de esta crisis. «Los expertos hablan de una estabilización durante el primer trimestre de 2022, pero eso puede ser enero o marzo y ese abanico en este negocio es todo un mundo», dice el presidente de Fevama, que sitúa la vuelta a la normalidad a finales de 2022 y recomienda «aprovisionarse».

La patronal CEV pedirá contención a Iberdrola

El presidente de la patronal autonómica CEV, Salvador Navarro, tiene previsto mantener hoy una reunión con directivos de la eléctrica Iberdrola a la que también asistirán varios representantes de los sectores económicos más afectados por la subida de la energía. La intención de Navarro, tras remitir al Gobierno una carta en la que le pedía que se replantee la reforma eléctrica, es que la compañía líder en su sector en la Comunitat Valenciana tenga un gesto con las empresas de la autonomía para que no les repercuta en exceso el alza de la luz.

Compartir el artículo

stats