Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del Antiguo Egipto a Netflix: el sector fúnebre renace tras la pandemia

La tendencia a la individualización permite ver ataúdes de Tutankamón o de la serie ‘El juego del calamar’

Stand de Funermostra con coches fúmebres eléctricos. | GERMÁN CABALLERO

El tópico dice que es un negocio que nunca pasa de moda y que es inmune a las crisis porque todos acabamos inexorablemente convertidos en sus clientes, pero incluso el sector fúnebre necesita revisar sus estrategias y prioridades en determinados momentos. Especialmente tras una pandemia que ha situado a la muerte en el primer plano de nuestras vidas y que además ha impedido miles de despedidas por las medidas de prevención a las que obligó la covid, poniendo de relieve tanto la importancia de las mismas como el trabajo que desarrolla el sector.

31

Funermostra, el escaparate del negocio del descanso eterno German Caballero

Por eso, el regreso de Funermostra ayer a FeriaValència tras más de tres años de paréntesis conjugó la alegría de recuperar la presencialidad con la necesidad de exponer el futuro de un sector que como muchos otros quiere reposicionarse tras el año y medio más convulso que recuerdan. De hecho, muchos de los expositores presentes ayer destacaban que la carga de trabajo ha sido tan alta en algunos momentos de 2020 que les ha faltado tiempo para innovar.

Del Antiguo Egipto a Netflix: el sector fúnebre renace tras la pandemia

Pese a las dificultades, algunas de las novedades exhibidas desde ayer y hasta mañana en la decimosexta edición de Funermostra evidencian que el sector está atento a las transformaciones que le rodean. Coches fúnebres cien por cien eléctricos, ataúdes reciclables o urnas fabricadas con posos de café para posicionarse ante la revolución medioambiental actual o entierros retransmitidos en directo por Internet y esquelas digitales para que eventuales crisis no impidan ejercer su actividad.

Más allá de condicionantes climáticos o sanitarios, el sector también ha detectado que tras la pandemia es momento de revisarse a nivel interno. Según el presidente de Funermostra, José Vicente Aparicio, el evento regresa en un «escenario de cambio para el sector». Y cita tres principales transformaciones: la sostenibilidad, las lecciones que deja la covid y la necesidad de abordar el cambio de mentalidad social ante la muerte. «La gente entiende la muerte de otra manera y no podemos responder con soluciones de hace tres siglos. Hay que ofrecer más alternativas», explica.

Un análisis compartido por Arcae, fabricante de ataúdes de Xàtiva y que expuso dos ejemplos de esa individualización creciente en el sector. Por un lado, un féretro réplica del sarcófago de Tutankamón hecho a encargo para un cliente y por otro, ataúdes que imitan los vistos en la serie de moda del momento de Netflix, ‘El juego del calamar’.

TRADICIÓN Y MODERNIDAD. Más de 3.000 años entre ambas inspiraciones 1 Réplica del féretro de Tutankamón encargado por un cliente. 2 Ataúdes imitando los de la serie ‘El juego del calamar’ F

Compartir el artículo

stats