Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Batalla por el control de la agricultura ecológica ante los elevados fondos del Consell

Unió, Asaja y Coag presentan candidaturas por separado mientras reina el consenso en la mayoría de las DO de la Comunitat Valenciana

J. A. Rico, actual presidente del CAECV, en un campo de Elx. | ANTONIO AMORÓS

La convocatoria de elecciones para designar a los representantes en los órganos de gobierno del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV) no está siendo un paseo en barca, tal como sí ocurre en la mayoría de la docena de consejos reguladores de Denominaciones de Origen (DO) que defienden los intereses de productos señeros de la autonomía como el vino, caqui, alcachofa, uva de mesa, chufa o nísperos, entre otros productos. Las espadas están en alto en el CAECV al presentarse tres candidaturas, lideradas por el actual presidente, José Antonio Rico (representante de la Unió de Llauradors), Vicent Faro (AVA-Asaja y Asaja-Alicante) y Mireia Vidal (Coag).

La batalla por el control del CAECV -cuyas elecciones se retrasan del 25 de octubre al 9 de noviembre- se produce en plena expansión de la agricultura ecológica, uno de los ejes prioritarios en la política defendida por el Govern del Botànic. De hecho, la conselleria de Agricultura de Mireia Mollà ya ha puesto en marcha el segundo ‘Plan de Transición Agroecológica’, un programa que abarca el período 2021-2025 con un presupuesto que supera los 114 millones de euros.

Así las cosas, este sector ha experimentado un récord de incremento en superficie certificada, operadores, volumen de negocio y actividades industriales -donde la Comunitat Valenciana es líder- con porcentajes de crecimiento que duplican la media estatal. En su primera edición 2016-2020, el plan logró aumentar la superficie ecológica en un 81,2%, los operadores por encima del 50% y multiplicó por cuatro la facturación. El primer programa elevó hasta los 626 millones de euros las ventas del sector.

Objetivos de la conselleria

La conselleria quiere que el 25% de la producción de la Comunitat Valenciana sea de carácter ecológico, tal como marca la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ de la Unión Europea para el año 2030. El CAECV es la autoridad de control encargada de certificar los productos agroalimentarios ecológicos de origen vegetal o animal, transformados o no, obtenidos en la autonomía.

Además de las elecciones en el Comité de Agricultura Ecológica también deben celebrarse comicios en los consejos reguladores de las DO Vino de Alicante, Arroz de València, Alcachofa de Benicarló, Kaki Ribera del Xúquer, Granada Mollar de Elx, Aceite de la C. Valenciana, Uva de Mesa Embolsada de Vinalopó, Chufa de València, Vino de Utiel-Requena, Vino de València, Nísperos de Callosa d’En Sarrià y Bebidas Espirituosas.

Compartir el artículo

stats