Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La desigualdad valenciana crece y vuelve a los peores niveles de la Gran Recesión

La brecha se agranda respecto a la media española y la autonomía se sitúa como el tercer peor territorio en esta variable que mide la distribución de la renta entre los ciudadanos, según datos del INE referidos al cierre de 2020

Edificio de viviendas para alquilar en València. | FRANCISCO CALABUIG

La desigualdad en la distribución de las rentas se ha acrecentado al cierre de 2020, el año de la crisis provocada por el coronavirus, y ha vuelto a niveles de hace una década, cuando la autonomía sufría las peores consecuencias de la Gran Recesión iniciada en 2008. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer los últimos datos relativos a esta variable a partir fundamentalmente del cociente S80/S20, que mide la desigualdad a partir de la relación entre la renta media obtenida por el 20 % de la población con la renta más alta en relación a la renta media obtenida por el 20 % de la población con la renta más baja.

Hecho el cálculo, el resultado para la media española en 2020 fue que dicho conciente alcanzó un valor de 5,8, que en la Comunitat Valenciana asciende a 6,6. Sin contar las ciudades de Ceuta y Melilla, que están por encima de diez, solo otras dos autonomías tienen un registro peor. Se trata de Asturias (7,3) y Canarias (6,9). Navarra, Extremadura y Castilla y León, las tres con un 4,5, son las que están en mejor posición.

Echando la vista atrás, la situación de la Comunitat Valenciana ha empeorado sensiblemente. El citado indicador estaba en el 5,7 en 2008, el año en que comenzó la anterior crisis económica. El 6,6 de 2020 solo es inferior desde entonces al 6,7 que la autonomía registró en 2012, el peor ejercicio de la Gran Recesión, cuando se produjo la reestructuración de la banca española y el país en la práctica fue intervenido por la UE. Para 2019, la Comunitat Valenciana había recuperado los niveles previos a 2008, con un 5,6, pero este indicador ha subido un punto en 2020 como consecuencia de la covid.

El INE, por otro lado, precisa, en este caso solo para el conjunto de España, que apenas hay diferencias entre sexos, dado que el cociente S80/S20 fue de 5,8 en hombres y de 5,7 en mujeres. Respecto a la edad, los valores más altos de desigualdad en la distribución de los ingresos se dio en el colectivo de enre 50 y 64 años. En relación a la nacionalidad, en los extranjeros se acercó a 9 mientras que en los nacionales apenas supera el 5.

Pobreza

Paralelamente, el informe constata el incremento en la población en riesgo de pobreza después de transferencias sociales. El 24,6 % de 2020 está muy por encima del 21 % de la media española y supera en casi un punto el registro del año prepandemia y el que tenía en 2008.

En cuanto a las dificultades para llegar a final de mes, los valencianos que declaran que tienen muchos problemas para lograrlo ascienden al 10,7 % de la población total, cuatro puntos más que en 2019, pero 1,1 menos que en 2008 y la mitad que el 21,8 % de 2013. Por último, el 14,4 % de la población admite retrasos en los pagos en 2020, cuando ese porcentaje en 2019 se situaba solamente en el 9,4 %.

Compartir el artículo

stats