Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ArcelorMittal reduce su producción en Sagunt arrastrada por la crisis de microchips

La planta revisa los contratos de eventuales y rebajará sus turnos de trabajo antes de final de mes

ArcelorMittal reduce su producción en Sagunt arrastrada por la crisis de microchips Google Maps

La crisis del suministro de microchips que está afectando a los fabricantes de coches de toda España ha acabado provocando que ArcelorMittal Sagunt vaya a reducir su producción antes de final de mes al sufrir una caída de la demanda. La idea es pasar de cinco a cuatro turnos desde el día 28 de este mes y adoptar medidas internas de flexibilización sin que esto implique despidos, lo que hará suplir la rebaja de producción con tareas de formación continua o consumo de días y vacaciones pendientes de forma voluntaria, según confirmó ayer a Levante-EMV un responsable de CC OO en la planta, Juan Carlos Quesada.

Aún así, la empresa está revisando la vigencia de los contratos de personal eventual que realiza a través de ETT y ya ha dejado claro que «la bolsa de eventuales queda parada mientras dure esta situación», como explicaron ayer desde el comité de empresa.

De momento, no ha trascendido cuánto se reducirá la producción, aunque el comité habla de una bajada «drástica» y afirma que la dirección no descarta cambios «en función de cómo evolucione la situación».

La crisis de suministro de microchips, como adelantó este diario, se veía con preocupación en la planta hace semanas pues, pese a no afectarle directamente, sí estaba paralizando la actividad de los fabricantes de coches en España que son sus clientes.

Por ahora, la imparable subida del precio de la luz no ha alterado las previsiones de trabajo en esta siderurgia saguntina, como sí ha ocurrido en dos plantas del mismo grupo en Guipúzcoa, donde ya se ha anunciado que se detendrá la actividad «de forma corta y selectiva a determinadas horas».

La razón de esto, como explican desde ArcelorMittal, es que se trata de factorías muy distintas. Mientras esas últimas cuentan con hornos eléctricos y consumen mucha electricidad, la de Sagunt es una acabadora, con un menor consumo energético. La fábrica saguntina, además, pertenece al sector de acero plano y esa dirección no ha tomado ninguna decisión ante el incremento de la luz como sí ha hecho en Europa la de ‘largos’, centrada en productos como carril o perfiles para la construcción.

Compartir el artículo

stats