Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores que cobran sueldos bajos crecen y llegan ya a uno de cada cinco valencianos

Los salarios por debajo de los 1.100 euros brutos mensuales se intensifican entre los jóvenes menores de 25 años y se reducen entre los más veteranos durante la última década, según el INE

Una camarera en la terraza de un bar de València, ayer. j.m.lópez

La tendencia creciente a los sueldos bajos entre los trabajadores tras el estallido de la crisis financiera (2008) consiguió corregirse tímidamente durante los tiempos posteriores a aquel fatídico año al pasar del 21 % al 17,7% de los asalariados de la Comunitat Valenciana una década después. Sin embargo, esa tendencia comienza a registrar un camino inverso al volver a subir y situarse en el 18,5 % de la población durante 2019 (casi uno de cada cinco personas), según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato, obviamente, no incluye 2020, así que la tendencia probablemente sea a peor por la pérdida de rentas que provocó el año pasado la crisis del coronavirus. El organismo público considera una retribución baja aquella que está por debajo de los dos tercios del salario bruto por hora; es decir, algo menos de 1.100 euros al mes y afecta sobre todo a empleados del ámbito de los servicios como los de hostelería, ‘telemarketing’ o ‘riders’ (repartidores), colectivos con mucha precariedad laboral y con elevada carga de trabajo a tiempo parcial.

Según los datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística, el salario medio en el territorio nacional se sitúa en torno a los 24.000 euros brutos anuales. Una cifra que llega a ese nivel gracias a autonomías como Madrid, Cataluña y País Vasco. Con todo, las nóminas más bajas no alcanzan los 14.000 euros al año en la media de España.

La situación en el conjunto de la población asalariada española es algo mejor que en la C. Valenciana ya que los salarios inferiores afectan al 15% de los trabajadores por cuenta ajena; es decir, tres puntos y medio menos que en la Comunitat.

Menor formación

La brecha salarial también se acentúa por edades. Las nóminas más bajas afectan al 40 % de los jóvenes menores de 25 años en toda España pero aminoran entre los veteranos. Así, el 22 % de los asalariados entre 25 y 34 años tienen nóminas bajas, un porcentaje que se reduce entre los de 35 y 49 años (13%) y los de 50 a 64 años (11 %). También llama la atención que un tercio de los asalariados extranjeros residentes en España se incluyen en este segmento de gente con peores retribuciones.

Por otro lado, el nivel educativo y de cualificación profesional determinan el nivel salarial. Los menos cualificados son los peor parados desde la crisis financiera. Las remuneraciones `low cost’ se han mantenido iguales entre los graduados universitarios (alrededor del 6%). Sin embargo, entre los trabajadores con estudios básicos (22%) y de secundaria (16,7%) los salarios inferiores repuntan entre tres y cuatro puntos respecto a la situación de hace una década.

Para paliar estas deficiencias en el mercado de trabajo el Gobierno de España -con el respaldo de los sindicatos UGT y CC OO pero no de la patronal CEOE- aprobó una subida del salario mínimo interprofesional hasta los 965 euros mensuales desde 2021.

El aumento de la desigualdad en las rentas experimentado por la Comunitat Valenciana en 2020 hasta los niveles alcanzados durante la Gran Recesión será coyuntural porque la causa es la reducción de ingresos provocada por la covid y la recuperación ya se encuentra en marcha, según explicó ayer a este diario el catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y premio Jaume I de Economía, el valenciano José García Montalvo. La UPF monitoriza mes a mes la desigualdad salarial, que es la parte más importante de la renta, casi idéntica a ella, según el economista,y esta dio un salto «brutal» en abril y mayo de 2020 al inicio del confinamiento de la población por la subida del paro y los ERTE, que solo garantizaban el 70 % de la renta. La situación se fue moderando con el transcurso de los meses y cerró diciembre con una aumento de solo dos puntos en el índice que mide este parámetro frente a los dos dígitos de los peores meses de la pandemia.

La Comunitat Valenciana, junto a Canarias, fueron dos de las autonomías con peor evolución. Según García Montalvo, esto se debe a que la pandemia afectó sobre todo a los sectores con las rentas más bajas, donde más personas perdieron su empleo, en buena medida por la temporalidad, y donde los salarios bajaron más. Las actividades relacionadas con el turismo y el ocio, aquejadas de estos males, fueron las más damnificadas y tienen un gran peso en los dos territorios. Pese a todo, el economista cree que esta subida de la desigualdad es coyuntural y que volverá a niveles precovid en el corto plazo, a diferencia de lo que sucedió en 2008, cuando tardó once años.

El incremento de la desigualdad por la covid será coyuntural

El economista García Montalvo achaca el alza a la dependencia de sectores como el turismo

jordi cuenca. valència

Compartir el artículo

stats