Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Kelme España solicita el concurso voluntario de acreedores

El descenso de ventas por la pandemia y una sentencia que le obliga a pagar 3,2 millones precipitan la decisión

La pandemia y un antiguo litigio con un socio panameño pasan factura a Kelme en España. New Millennium Sports, que hasta 2019 era la propietaria de la marca y que ahora sólo se encarga de la distribución de los productos de la marca en el mercado nacional, ha solicitado el concurso voluntario de acreedores ante el juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante, que tiene sede en Elx. Así lo confirmaron fuentes oficiales de la compañía, que señalan han tomado la decisión de manera «preventiva» y con el objetivo de poder cerrar lo antes posible un acuerdo con sus acreedores, que garantice la viabilidad de la marca y de los 35 empleos que dependen de ella. De momento, el juzgado aún no se ha pronunciado sobre la admisión a trámite del concurso.

La solicitud llega después de que el 14 de septiembre la Audiencia Provincial de Alicante condenara a la sociedad al pago de 3,2 millones de euros por la infracción del contrato de licencia con un antiguo distribuidor en Panamá, en unos hechos que se remontan a 2007.

Aunque la resolución no es firme, ya que New Millennium Sports tiene intención de recurrir el fallo ante el Tribunal Supremo, la empresa ha optado por la vía del concurso ya que la sentencia coincide con una situación económicamente delicada de la propia compañía, tras la caída de ventas que registró como consecuencia de la pandemia. En concreto, desde la firma señalan que la facturación cayó el año pasado a la mitad, desde los 12 millones de 2019 a una cantidad en el entorno de los seis millones.

Compartir el artículo

stats