Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CaixaBank ultima el cierre de 1.200 oficinas en cinco meses

Los beneficios recurrentes de la entidad fusionada con Bankia hasta septiembre, 2.022 millones, casi triplican los de un año atrás

Gonzalo Gortázar, ayer en València, antes de presentar los resultados. | M.A. MONTESINOS

CaixaBank ultima el cierre de 1.200 oficinas en toda España y la salida de 4.516 trabajadores en cinco meses para cumplir el plan de integración con Bankia. El proceso completo incluye la clausura de 1.500 sucursales y la salida de 6.452 empleados que se han acogido voluntariamente al ERE planteado, y el grueso de los recortes se ejecutará antes de abril. Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, apuntó ayer durante la presentación de resultados de la entidad que las primeras 1.200 salidas se producirán a partir del próximo lunes.

El directivo destacó el «rápido avance» del proceso de integración. «Doce meses después de la fusión -mediados de marzo- habrá salido el 70 % de las personas que se han acogido de forma voluntaria al ERE» y cerrará «el 80 % de las 1.500 oficinas» afectadas por los recortes, precisó Gortázar. El consejero delegado recordó que inicialmente el ERE afectaba a más de 8.000 personas, pero tras la negociación con los sindicatos se cerró con 6.452 salidas. Al final, CaixaBank recibió un total de 8.246 solicitudes de salidas voluntarias. Gortázar subrayó que la cifra pactada con los sindicatos es inamovible por lo que unos 2.000 trabajadores que querían salir no podrán hacerlo.

En los últimos seis meses, CaixaBank ha procedido a unificar equipos directivos, plantilla y marca en toda la red y se prepara para acometer la integración tecnológica a partir del 12 de noviembre. Desde ese día se modificarán los números de cuenta (IBAN) de los clientes procedentes de Bankia y todos los usuarios operarán bajo la misma plataforma.

CaixaBank calcula que la integración con Bankia generará unas sinergias de coste de 940 millones de euros, en su mayoría (590 millones) derivados de gastos de personal. «Un 80 % de las sinergias de costes las vamos a lograr ya en 2022», resaltó el consejero delegado.

Gortázar presentó los resultados de los 9 primeros meses del año, en lo que CaixaBank obtuvo un beneficio neto de 4.801 millones de euros, casi siete veces más que en el mismo periodo de 2020, cuando ganó 726 millones debido a los impactos extraordinarios asociados a la fusión con Bankia. Estos impactos no recurrentes, que elevan el beneficio del banco en 2.779 millones, incluyen una aportación contable de 4.300 millones del fondo negativo de comercio y el coste neto de 1.521 millones del ERE y otros gastos asociados a la integración. Sin estos extraordinarios, el beneficio ajustado de CaixaBank se sitúa en 2.022 millones, casi tres veces más que en el ejercicio anterior, que estuvo afectado por las elevadas provisiones para afrontar la pandemia del coronavirus.

Tipos de interés en negativo hasta 2023

Gonzalo Gortázar pronosticó que los tipos de interés seguirán en negativo hasta 2023 pese a la escalada de la inflación. «El mercado asume que el euríbor volverá a terreno positivo a principios de 2023», subrayó. El consejero delegado de CaixaBank defendió que la política actual de los bancos centrales es «correcta» porque hay que consolidar la recuperación. Además, cree al BCE cuando dice que los tipos no subirán a corto plazo.

Compartir el artículo

stats