Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INVESTIGACIÓN

ITC-AICE trabaja en un proyecto para fabricar ladrillos sin pasar por el horno

El equipo que trabaja en el proyecto ‘Life Hypobrick’. | LEVANTE-EMV

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) trabaja, junto a otras entidades y diferentes empresas privadas, en el proyecto Life Hypobrick cuyo objetivo es obtener ladrillos para la construcción en los que se han empleado residuos procedentes de otros sectores y en donde se elimina la etapa de cocción, una fase que consume el 90 % de la energía del proceso productivo.

A través de esta iniciativa, y según indican fuentes del instituto tecnológico castellonense, «se pretende ayudar a industrias como la ladrillera, que hacen un uso intensivo de energía, a alcanzar los objetivos marcados por la UE en materia de reutilización de residuos, maximización del reciclaje, cambios en las tecnologías del proceso, reducción de consumo energético y emisiones de CO2 y otros compuestos nocivos a la atmósfera. Por eso, se introduce en el proceso la tecnología de la activación alcalina en sustitución de la cocción: un proceso de curado de los ladrillos que se lleva a cabo a muy baja temperatura y sin producir emisiones».

La introducción de una novedosa tecnología en el proceso, en lugar de pasar por la cocción con el consiguiente gasto de energía que conlleva, utiliza una solución alcalina en lugar de agua, mientras que también hay un cambio en el conformado del ladrillo, que se lleva a cabo por prensado plástico en lugar de utilizar el tradicional método de extrusión. Una investigación que, una vez concluida, podría estudiarse su posible traslado a la fabricación de baldosas cerámicas.

Compartir el artículo

stats