Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las exportaciones valencianas marcan cotas históricas pese al desplome de Ford

La agroalimentación y el azulejo tiran del comercio

Vehículos en el Puerto de València a la espera de ser exportados, en una imagen de archivo. | HEINO KALIS/REUTERS

Las empresas valencianas ya han exportado bienes por más valor en lo que va de año de lo que lo hicieron en el mismo periodo de 2019 pese a que el sector que las lideraba entonces, el automóvil, ha perdido en ese plazo de tiempo la mitad de su volumen de negocio. En el acumulado del ejercicio hasta el cierre del tercer trimestre, las ventas al exterior desde la Comunitat Valenciana alcanzan los 23.627 millones de euros frente a los 23.133 millones del año prepandémico, según las cifras publicadas ayer por la Dirección Territorial de Comercio de la Comunitat Valenciana, dependiente de la Secretaría de Estado de Comercio, mientras que el automóvil ha pasado de superar los 5.300 millones en ventas a quedarse en 2.500 millones en ese mismo plazo.

El sorpasso es remarcable ya que los registros de los tres primeros trimestres de 2019 supusieron un récord de la serie histórica en la economía valenciana. Asimismo, el incremento respecto al año previo es también de un 15 %. A nivel nacional el panorama es similar, si bien las exportaciones valencianas siguen evolucionando a un ritmo inferior de ese 22 % interanual que crecen las estatales.

Empujadas por los precios

En cualquier caso, ese buen comportamiento de las ventas al extranjero esconde cierta letra pequeña, ya que la escalada de precios por la falta de materias primas y por el coste de la energía hace que vendiendo lo mismo, la facturación de las compañías sea superior. Según los últimos datos del INE, los precios industriales se han disparado un 21,9 % en España en lo que va de año mientras en la Comunitat Valenciana ese incremento se queda en un 12,4 %, lo que hasta cierto punto puede estar manteniendo la evolución exportadora en cotas inferiores a las estatales.

De líder a perder la mitad

Lo que sin duda está lastrando a la economía autonómica es el automóvil, que se comporta mucho peor en la Comunitat que en el conjunto del Estado —pierde un 23,8 % en el año frente al 14 % que crece en España—. En el año récord que fue 2019, la venta de coches al exterior generó más de 5.300 millones de euros —fue la actividad más potente en el territorio— mientras en los primeros nueve meses de este 2021 se ha quedado en apenas 2.587 millones, menos de la mitad de lo facturado hace escasos dos años por los duros momentos por los que atraviesa Ford Almussafes, que exporta el 90 % de su producción.

Así las cosas, han sido la agroalimentación y las semifacturas no químicas, sobre todo la cerámica, los sectores que han tirado al alza de la exportación valenciana hasta septiembre. La primera ha crecido un 12,6 % anual y ha vendido más de 5.000 millones mientras que la segunda mejora un 27,5 % sus cifras de 2020, hasta los 4.115 millones vendidos al exterior.

Compartir el artículo

stats