Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell y el sector citrícola exigen a Bruselas que obligue a Sudáfrica a controlar las plagas

Puig, Rodríguez-Piñero y los dirigentes agrarios se reúnen con la directora general de Salud y Seguridad Alimentaria, Sandra Gallina

Ximo Puig, en el centro, hoy en Bruselas

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto con la consellera de Agricultura, Mireia Mollà y la eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero, así como los principales dirigentes del sector citrícola de la Comunitat Valenciana se han reunido esta mañana en Bruselas con la directora general de Salud y Seguridad Alimentaria, Sandra Gallina, para exigir que  la Comisión Europea “imponga el tratamiento de frío a las importaciones de productos perecederos como medida eficaz para evitar la entrada de nuevas plagas al mercado común”. 

“El tratamiento en frío que solicitamos es el mismo que se nos exige a nosotros cuando exportamos a otros países, como Estados Unidos”, aseguran los negociadores valencianos a la directora general de origen italiano. Esta petición ya ha sido puesta encima de la mesa por España y apoyada por otros Estados miembros, sobre todo los de la cuenca mediterránea (también Francia) en las reuniones técnicas que se están teniendo en el seno de la Comisión Europea. Con todo, Países Bajos, Alemania y Bélgica no respaldan, a priori, las tesis del Gobierno de España y de la Generalitat parta exigir el tratamiento en frío a Sudáfrica para exportar sus cítricos a la Unión Europea.

“Contamos también el informe de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) que pone de manifiesto, la necesidad del tratamiento en frio, así como el descontrol de la plaga de la falsa polilla en Sudáfrica y la idoneidad del frio para atajar este problema. Un proceso que evitaría que las importaciones, no solo de cítricos sino también de vegetales, procedentes de países como Suráfrica, lleguen con plagas”, aseguraron fuentes de la Generalitat.

Acompañan a Puig el embajador adjunto de Representación Permanente, Raul Fuentes; el secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes; la presidenta de Intercitrus, Inmaculada Sanfeliu; el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado; el secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris; el presidente de Cooperatives Agro-alimentàries, Cirilo Arnandis; así como el presidente de Asaja Alicante, José Vicente Andreu.

En paralelo a este trabajo con la DG de Salud Vegetal, la Generalitat está trabajando para que los cítricos sean considerados “producto sensible” en el acuerdo entre la UE y Sudáfrica. La evaluación del acuerdo comienza justo esta semana y durará unos meses. “Nuestro único objetivo es la defensa de nuestros agricultores y nuestros productos y es por eso por lo que ya hemos puesto en marcha el Foro Citrícola Valenciano en Bruselas. Un paso más para que juntos, el sector citrícola, junto con la Generalitat y el apoyo del Gobierno de España, nuestro campo tenga voz y presencia”, aseguran desde el Consell. 

Lamentablemente, los citricultores valenciano están viendo en los últimos años que las diferentes reglas del juego tienen unas consecuencias terribles sobre sus cosechas, como ocurre con el cotonet. La batalla está ahora en otra plaga conocida como “falsa polilla” y que esta descontrolada en Sudàfrica.

El incremento de trabajo derivado de la aplicación del tratamiento en frío es inferior al derivado de una posible introducción de la plaga y por tanto del tratamiento a un brote (con la activación de medidas de erradicación o de contención) y los derivados de los controles y tratamientos que habría que realizar para la exportación a terceros países una vez que se ha declarado la plaga. 

 

 

Compartir el artículo

stats