Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El repunte del precio de los pisos ahuyenta a los fondos ‘buitre’ de la C. Valenciana

El coste medio de una vivienda en la capital del Túria alcanza su máximo en los últimos diez años al superar los 170.000 euros

Edificios de viviendas en el PAI de Malilla. | GERMÁN CABALLERO

El repunte de los precios de los pisos ha ahuyentado de la Comunitat Valenciana a los fondos ‘buitre’. La fortaleza del mercado inmobiliario por el interés de la familias en cambiar de vivienda tras la pandemia y la caída de las ejecuciones hipotecarias (están en mínimos históricos) ha expulsado a los inversores que buscan una rentabilidad alta. El coste medio de una vivienda en la capital del Túria supera los 170.000 euros tras encadenar cinco trimestres consecutivos de subidas, según revela un informe del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Valencia presentado ayer. El responsable del análisis incidió en que el coste de la vivienda está en su nivel más alto de los últimos diez años y descartó un ajuste de precios porque «la demanda está muy fuerte».

El análisis precisa que las empresas compran actualmente el 6,5 % de los pisos frente al 20 % de otras épocas por la salida de los fondos de inversión que buscan activos con mayor rentabilidad. «Estamos en niveles históricos de compra de vivienda por personas físicas. Eso es muy bueno. Hubo épocas en las que las empresas compraban el 20 % de las viviendas. Aquello no era natural. Cuando son las personas físicas las que compran nos encontramos con un mercado sano porque las adquieren para vivir o para alquilarlas», explicó Luis Fabra, director de los Estudios Propios en Mercado Inmobiliario de la Universidad de Zaragoza y responsable del informe.

Viviendas vendidas este último año en la C. Valenciana

En el último año se han vendido 74.823 viviendas en la Comunitat Valenciana, cifra que supera las de los dos últimos años antes de la pandemia. Las ventas están en máximos desde 2008 (año en el que se produjo el estallido de la burbuja inmobiliaria). A pesar del crecimiento de ventas y de precios, el autor del estudio insistió en que la situación «no tiene nada que ver con la de la burbuja de 2007» por la tasa de endeudamiento. «El nivel de endeudamiento por metro cuadrado está en 984 euros frente a los 1.600 euros» de 2007, añadió el experto. La cuota hipotecaria media es de 453 euros frente a los 753 euros que se abonaban de media en 2007. Otro factor que rebaja el riesgo es que el 63 % de las hipotecas se están contratando a tipo fijo y el 37 % a tipo variable. De cada diez viviendas, siete se compran con ayuda de una hipoteca y tres con recursos propios.

El estudio de los API recoge que en los próximos meses se puede producir una subida importante de los precios de obra nueva porque la demanda supera a la oferta. En el último año se han vendido en la Comunitat Valenciana 11.336 viviendas y hay en proyecto 10.221. «Puede producirse un agotamiento de producto y eso repercutirá en un incremento del precio», alertó Luis Fabra.

Los API esperan un nuevo impulso de las ventas con la entrada en el mercado de los extranjeros no residentes que buscan una segunda residencia. En la C. Valenciana los principales compradores extranjeros son los británicos (12,79 % de las operaciones), seguidos de belgas (9,6%), franceses (7,5 %) y suecos (7 %).

Compartir el artículo

stats