La patronal hotelera de la Comunitat Valenciana Hosbec acusó ayer al Imserso de «burlarse» de los hoteles «incumpliendo» el precio mínimo que se estipuló en la licitación del pliego -con una rebaja en el precio de salida de 20 millones de euros- y cree que el sector vuelve a salir «maltratado y humillado» de un programa de vacaciones de mayores que es «un desastre en su gestión desde el primer momento».

El presidente de la entidad, Toni Mayor, acusó al Gobierno de «herir de muerte» al programa, «humillar» a las empresas y «abandonar a los mayores que tenían la ilusión de viajar después de todo el sufrimiento que la pandemia les está causando».

Según señaló Hosbec en un comunicado, «no sólo el Imserso y sus responsables han desoído cualquier reivindicación del sector, legítimamente y económicamente argumentada, sino que también hicieron oídos sordos a los consejos que los empresarios pusieron encima de la mesa sobre plazos y diligencia en la licitación en base a las experiencias anteriores». A su juicio, el resultado ha sido que el programa no ha podido comenzar a operar en el plazo habitual -octubre- y no se espera que los primeros clientes puedan llegar antes de finales de febrero.