Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fondos se lanzan a por las naves vacías por el tirón logístico

Las grandes gestoras rastrean el mercado valenciano en busca de cualquier tipo de plataformas por la rapidez con la que se alquilan

Polígono logístico de Riba-roja, en una imagen de archivo. | LEVANTE-EMV

Los fondos se han lanzado a comprar naves vacías en Valencia para alquilarlas ante la alta demanda de las empresas logísticas. Las grandes gestoras históricamente han rehuido de estas operaciones por el alto riesgo que implican pero ahora buscan cualquier tipo de plataforma (con inquilino o vacía) por la rapidez con la que se alquilan. Fuentes del sector inmobiliario insisten en que es una situación «insólita» que demuestra la voracidad del sector logístico en Valencia por la consolidación del comercio electrónico.

Fondos como Blackstone, Brookfield, Apollo, Patrizia, Clarion, MARK, GIC (el fondo soberano de Singapur), Roebuck o Allianz Real Estate (brazo inversor de la aseguradora) y corporaciones como GLP (Global Logistic Properties), VGP o Panattoni rastrean el mercado inmobiliario valenciano en busca de oportunidad en el sector logístico. El fondo Meyer Bergman (MARK), que opera en el sector logístico con la firma Crossbay, ha comprado en el polígono El Oliveral de Riba-roja una plataforma logística vacía de 12.000 metros cuadrados.

Hasta ahora los grandes fondos que tienen que responder ante sus inversionistas solo entraban en operaciones de compra de plataformas ocupadas con contratos de arrendamiento a largo plazo (diez años) y una rentabilidad anual del 7 %. «Ahora se están dando las primeras operaciones a riesgo porque son conscientes de que los activos se van a ocupar con rapidez. Es algo increíble. En Valencia han entrado todos los fondos a buscar oportunidades», advierte las mismas fuentes.

La última operación, como informó este periódico la semana pasada, la ha acometido el fondo de inversión Blackstone que a través de Mileway ha comprado un activo de 24.000 metros cuadrados en Quart de Poblet (a quince kilómetros de València) para la distribución de mercancías de última milla. Mileway ha comprado el activo a Lar y ya ha cerrado un acuerdo de alquiler con la empresa de transportes OnTime, que se convertirá en el primer inquilino del complejo. Las cifras de la operación no han trascendido, aunque el activo tiene un valor inmobiliario cercano a los veinte millones de euros, según fuentes del mercado. Mileway es el mayor propietario y gestor de activos inmobiliarios de logística de última milla. La cartera española de Mileway, cuya filial española dirige Guillermo Ravell, está compuesta por 70 activos en ubicaciones estratégicas.

El último informe de CBRE confirma que los fondos ya controlan el 25 % de los activos logísticos valencianos.

Transportes Solera amplía sus instalaciones en Picassent

Transportes Solera, empresa valenciana especializada en el transporte nacional e internacional de gran volumen, va a ampliar sus instalaciones con un nuevo almacén de 3.800 metros cuadrados en Picassent. El inmueble, propiedad de Inurban, forma parte de una plataforma de 11.700 metros cuadrados ubicada en una parcela de 19.600 metros. La operación la ha asesorado CBRE.

Compartir el artículo

stats