Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería es la segunda actividad menos productiva del sector servicios

Los bares valencianos arrojan una rentabilidad de 15.000 euros por trabajador y año frente a los más de 147.000 del transporte marítimo

Un trabajador de hostelería durante un servicio en un local de València. | M.A. MONTESINOS Miguel Ángel Montesinos

La hostelería y el transporte marítimo son dos actividades fundamentales para la economía de la Comunitat Valenciana. Sin embargo, los datos de productividad que arrojan son antagónicos. Cada bar o restaurante valenciano obtiene un retorno anual por cada trabajador diez veces menor que el que logran las navieras. Solo las actividades de programación y emisión de radio y televisión, que son deficitarias, extraen retornos menores que los hosteleros por cada empleo generado, según los datos publicados por la Conselleria de Economía sobre la Estadística estructural de empresas en el sector servicios en el año previo a la pandemia.

En concreto, los establecimientos de comidas y bebidas registraron una cifra de negocio de casi 5.500 millones de euros durante 2019 en el territorio valenciano, un incremento de su facturación de más del 3,5 % respecto al año previo. Asimismo, en ese mismo periodo de tiempo generaron 6.644 empleos más que en el ejercicio anterior (6,16 % de incremento), llegando hasta los 114.461 trabajadores. Unos volúmenes que arrojan una productividad media anual de poco más de 15.544 euros por empleado.

En el otro lado de la balanza se encuentra el transporte marítimo, que pese a tener un volumen de negocio y de personal muy inferior al hostelero (158,9 millones de euros y poco más de un millar de trabajadores), genera una productividad por empleado que supera los 147.000 euros al año.

El retorno de la inversión

Esta rama es la más rentable del sector servicios valenciano. Le sigue el de telecomunicaciones, con casi 127.000 euros de retorno anual por empleado; el transporte aéreo, que roza los 100.000 euros; la logística y las actividades anexas al transporte (78.056 euros) y las actividades de alquiler de vivienda y las de consultoría y gestión empresarial, que superan los 74.000 euros de productividad. Es decir, la logística factura lo mismo que la hostelería con una quinta parte de empleados.

La productividad siempre ha sido considerada como el talón de aquiles de la economía valenciana —y española— por esa dependencia de sectores como el turismo, mucho menos rentables en términos de ingresos por trabajador que sectores como el tecnológico o logístico.

El director adjunto de Investigación del Ivie, Joaquín Maudos, plantea en un reciente artículo algunas de las variables estructurales que en su opinión propician esta baja productividad respecto a los socios europeos, toda vez que alerta de su importancia a la hora de repartir los fondos de recuperación. Según el experto, las causas principales son: una baja inversión en innovación, un stock de capital tecnológico muy por debajo de la media de la UE, trabajadores escasamente cualificados y una dotación de capital público inferior al resto de Europa.

En su conjunto, el sector servicios de la Comunitat Valenciana facturó 38.657 millones, con un incremento del 7,9 % respecto a 2018. También repuntó un 4,6 % el personal empleado, hasta los 565.884 trabajadores. Según la Conselleria de Economía, un 13,5 % de las ventas del terciario valenciano se destinaron al exterior de España —un 5,4 % a la UE y un 8,1 % a terceros países—.

Dentro del conjunto de las exportaciones, el transporte marítimo y la logística vuelven a ser las ramas de actividad que lideran al sector servicios autonómico. Las primeras comercializan al exterior casi 4 de cada 10 euros que venden, mientras las de almacenamiento y reparto exportaron un 30,4 % del total facturado en 2019. Salvo los servicios de alojamiento, se detecta una correlación entre la productividad y las exportaciones.

Asimismo, sucede algo parecido con la inversión en activos materiales. El transporte y la logística destinaron más de 715 millones en 2019 (un 26 %) del total y solo están superadas por las inmobiliarias. La hostelería por su parte se quedó en 286 millones mientras la información y comunicaciones destinó 193 millones.

Las compañías logísticas lideran la inversión y la exportación del terciario

En su conjunto, el sector servicios de la Comunitat Valenciana facturó 38.657 millones, con un incremento del 7,9 % respecto a 2018. También repuntó un 4,6 % el personal empleado, hasta los 565.884 trabajadores. Según la Conselleria de Economía, un 13,5 % de las ventas del terciario valenciano se destinaron al exterior de España —un 5,4 % a la UE y un 8,1 % a terceros países—.

Dentro del conjunto de las exportaciones, el transporte marítimo y la logística vuelven a ser las ramas de actividad que lideran al sector servicios autonómico. Las primeras comercializan al exterior casi 4 de cada 10 euros que venden, mientras las de almacenamiento y reparto exportaron un 30,4 % del total facturado en 2019. Salvo los servicios de alojamiento, se detecta una correlación entre la productividad y las exportaciones.

Asimismo, sucede algo parecido con la inversión en activos materiales. El transporte y la logística destinaron más de 715 millones en 2019 (un 26 %) del total y solo están superadas por las inmobiliarias. La hostelería por su parte se quedó en 286 millones mientras la información y comunicaciones destinó 193 millones.

Compartir el artículo

stats