El ex director general de Trabajo de la Generalitat, Gustavo Gardey, ha fallecido hoy en València poco más de un año después de que en septiembre de 2020 presentara su dimisión de sus cargos y explicara que el motivo de su salida era una enfermedad catalogada como rara dada su bajísima incidencia en la población.

Se trata del síndrome de Shy Dragger, que según indicó el propio Gardey en una carta que hizo pública en aquel momento, afecta a 22 personas en toda España. Esta afección le fue diagnosticada a principio del año pasado pero «ha evolucionado con gran rapidez y que hace ya imposible un desempeño adecuado de mis funciones».

Gardey, pese a su enfermedad, se mantuvo durante meses en el cargo en un momento de gran complejidad por la pandemia y las medidas laborales que se vieron obligadas a poner en marcha tantas empresas valencianas. Él firmó los miles de ERTE que salvaron a tantas empresas y tantos empleos.

Tras iniciar su trayectoria sindical en la UGT-PV, Gardey formó parte como responsable de Acción Sindical de la central ugetista en la primera etapa del liderazgo de Cándido Méndez. En 1995 se encuadró en el sector criticó liderado el dirigente del metal Manuel Fernández ‘Lito’ que perdió frente a Méndez en un congreso extraordinario celebrado aquel año. Más tarde fue director de recursos humanos en el grupo Ros Casares. También recuperó junto a otros socios el conocido bar Congo de València.