Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Banco de España podrá frenar los excesos en la concesión de hipotecas

Establece una norma para detectar y contener de antemano potenciales crisis inmobiliarias

Pablo Hernández de Cos, en una imagen de archivo. | CÉZARO DE LUCA/E.P.

El Banco de España podrá limitar la expansión del crédito hipotecario cuando haya indicios de una exposición excesiva. Así lo prevé la circular publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con la que se completa la adaptación del ordenamiento jurídico español a la directiva comunitaria y que aporta al instituto emisor herramientas para combatir posibles crisis inmobiliarias como la que restalló en 2008.

Lo cierto es que España está lejos de sufrir una burbuja inmobiliaria ya que las entidades financieras han aumentado su solvencia y los créditos se conceden de forma mayoritariamente prudente, si bien los precios de los inmuebles comienzan a dar algunas señales incipientes de sobrevaloración (y apuntan a un problema social de acceso a la vivienda).

Pese a esta relativa estabilidad, el Banco de España, al frente del que está Pablo Hernández de Cos, ha optado por rearmarse para evitar que se vuelva a producir una situación como la de antes de 2008. La norma publicada este jueves pone en marcha un paquete de nuevas herramientas de actuación que el Gobierno aprobó en 2018 y 2019 y que se derivan de los cambios regulatorios impulsados a nivel global y europeo como consecuencia de la anterior crisis internacional.

El Banco de España podrá limitar el porcentaje máximo que la hipoteca puede financiar del valor o el precio del inmueble, la renta disponible máxima del cliente que puede ir destinada a pagar el crédito, y los plazos de vencimiento y de carencia del préstamo, entre otros requisitos. Tal como establece la exposición de motivos, la circular «permite que el Banco de España fije el colchón anticíclico sobre las exposiciones de las entidades frente a un determinado sector, además de sobre las exposiciones totales», coko puede hacer hasta ahora.

Este tipo de medidas surgen del planteamiento nacido tras la crisis financiera de 2008. Una de las principales lecciones extraídas de la anterior crisis que surgió del sector inmobiliario es que «es necesario que la regulación y la supervisión bancarias adopten una perspectiva macroprudencial que complemente el enfoque tradicional microprudencial».

Compartir el artículo

stats