Organizaciones valencianas en defensa del ferrocarril protestarán este viernes 7 por el cierre de la línea Utiel-Cuenca y el "mal servicio" de Cercanías en Valencia, Castellón y Alicante, así como por unas inversiones económicas destinadas a los servicios que utiliza la ciudadanía y no a infraestructuras.

La 'Plataforma por un tren público, social y sostenible que vertebre el territorio y enfríe el planeta', que representa a numerosas entidades en defensa del ferrocarril, del territorio y del medio ambiente, así como a organizaciones sindicales y políticas, anuncia que la convocatoria tendrá lugar en el patio de carruajes de la Estación del Norte de València de 18.30 a 19.30 horas. En esta protesta se agitarán los pañuelos al viento en señal de protesta.

El 7 de enero de 2022 se cumplirá un año del cierre de la línea de tren entre Utiel y Cuenca. En principio, según la plataforma, se cerró a consecuencia de la tormenta Filomena y siguió cerrada al finalizar y, además, sin línea de autobuses. Además, llevaba "más de 30 años sin recibir ningún tipo de inversión económica y, dado el mal estado, la circulación no podía superar los 60 km/h e incluso en algunos tramos los 20km/h, condicionando así el servicio y obligando a las usuarias a recurrir al vehículo particular".

Los colectivos denunciaron la situación porque "ya se preveía la estrategia del Ministerio de Transportes y Adif para cerrar definitivamente esa vía férrea". A su juicio, esta línea es un ejemplo más que muestra el peligro que corre el ferrocarril convencional desde hace décadas, "especialmente debido al desvío de inversiones al AVE, modelo de transporte que beneficia a menos del 4% de las usuarias, dejando así zonas del interior incomunicadas".

Con la concentración también buscan hacer patente el "mal servicio" de Cercanías de Valencia, que cierra 2021 con menos de 9,5 millones de usuarios a diferencia de hace 12 años que contaba con más de 24 millones". En su opinión, la situación es insostenible tanto por la falta de personal y vehículos como por el desvío de las inversiones y la "pésima" gestión del servicio.

Su principal reclamación es una rehabilitación exhaustiva de la línea Utiel-Cuenca que permita poder aumentar la calidad del servicio, así como su regularidad y frecuencia. También quieren rechazar el plan presentado por el Ministerio sobre el cierre definitivo de la línea y su reconversión en vía verde, así como la sustitución del tren por un servicio de autobuses a la carta que "restan posibilidades al servicio en las comarcas por las que transcurre la línea férrea, aumentando las diferencias entre la España despejada y las grandes ciudades".

Además, pedirán el restablecimiento del servicio ferroviario anterior a la pandemia, con la plantilla suficiente para garantizar un servicio de calidad, reorganizando los horarios y aumentando la frecuencia de los trenes.

TREN DE LA COSTA

Otra de sus reivindicaciones es apostar "de forma decidida" por el transporte de Cercanías y Media Distancia, "optimizando la gestión de los recursos económicos disponibles priorizando las actuaciones más cercanas a la ciudadanía y respetuosas con el medio ambiente", con la valoración de nuevos proyectos como el Tren de la Costa.

Por otro lado, instarán a potenciar las actuaciones encaminadas a fomentar la intermodalidad y la integración de la red ferroviaria en una red metropolitana "al servicio de las personas", con movilidad reducida y bicicletas.

También poner en marcha un plan integral de sustitución de vehículos, algunos con más de 40 años de antigüedad, teniendo en cuenta los parámetros de confort y sostenibilidad, así como adaptar y adecuar las estaciones y las líneas dando prioridad al electrificación de las de Xàtiva-Alcoi, Valencia-Utiel-Cuenca y Sagunto-Teruel-Zaragoza.

Con el fin de dar un servicio más acorde con las necesidades, pedirán la reorganización de las cabeceras y finales de la línea, como la línea C3 para que Camporrobles sea el final de la línea y pueda complementar el servicio de Media Distancia con tres trenes de Cercanías.

Y exigirán un "impulso decidido" por el transporte de mercancías por ferrocarril", que ha descendido en los últimos años de casi el 11% del total al 2,4% al impulsarse "infraestructuras faraónicas en detrimento del ferrocarril convencional".

Por último, reclamarán "una política coherente con los valores que emanan del año internacional del ferrocarril que son interpretados de forma injusta por el Gobierno español, además de mostrar su apoyo a todas las movilizaciones convocadas por la 'Coordinadora estatal por un ferrocarril público, social y sostenible' y por todas las organizaciones sociales y medioambientales en la semana de lucha de octubre de 2021.