Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alemania atrae a una firma china de baterías para competir con Ford Almussafes

El estado federal de Saarland redobla apoyos a su planta

El grupo chino de producción de baterías Svolt ya trabaja con proyectos para firmas del sector del automóvil como Stellantis. | LEVANTE-EMV

Espadas en todo lo alto entre las fábricas que posee Ford en Almussafes y Saarlouis (Alemania). El primer ministro del estado federal germano de Saarland, Tobias Hans (CDU), donde se encuentra una de las grandes industrias de vehículos de Ford en el viejo continente, ha asegurado esta semana que avanzan con buen pie las negociaciones para la futura construcción de una planta de baterías del proveedor de componentes chino SVolt en aquel territorio, lo que sería decisivo para garantizar el futuro de Ford en esa región del sur de Alemania. La empresa de baterías sería «esencial para mantener el empleo y el futuro de Ford Saarlouis», aseguró Tobias Hans el pasado martes en declaraciones a la prensa, según publica el periódico local germano Sol.de.

SVolt Energy Technology podría ubicar su producción europea en Saarland e invertir 2.000 millones de euros en la construcción de una planta de montaje de baterías para coches eléctricos. Se crearían 2.000 nuevos puestos de trabajo y el inicio previsto de la producción de celdas de batería cerca de Überherrn sería a finales de 2023. Antes, baraja la producción de otros componentes, en el terreno industrial cerca de Heusweiler, que podría arrancar a mediados de 2022.

El citado estado federal del sur de Alemania redobla así su apuesta por la continuidad fabril de Ford en aquel país. Además, las Cámaras Alemanas de Industria y Comercio han solicitado a las autoridades de la región de Saarland que reduzcan el impuesto empresarial.

Mientras tanto, el ayuntamiento de Almussafes ofreció a finales de 2021 a los integrantes de la Alianza Valenciana de Baterías -que impulsa la Generalitat, fabricantes de automóviles como Ford, Volkswagen e industrias auxiliares- la posibilidad de instalar una planta de baterías en un terreno disponible de la parcela donde se ubica Ford España, que emplea a casi 7.000 trabajadores. Dicho terreno cuenta con unos 750.000 metros cuadrados de superficie.

Pisa el acelerador

Saarlouis, en competencia con la de Valencia, pisa fuerte el acelerador para lograr más carga de trabajo de la multinacional del óvalo azul. Alemania «se están centrando en el cambio hacia la electrificación y no quiere depender únicamente del motor de combustión», afirmó el primer ministro de Saarland. El dirigente político destacó también que en la citada región «hay una gran concentración de saber hacer industrial, tecnológico y científico.

Ford Motor Company se ha marcado como objetivo que en2030 toda su producción en Europa sea de vehículos eléctricos. En el viejo continente centra la fabricación de coches en Alemania y Almussafes. La planta valenciana produce algunos modelos híbridos e híbridos enchufables. Pero no tiene ningún eléctrico puro y solo quedan dos modelos más por asignar de los que Ford planea fabricar hasta 2030.

En su reunión del pasado lunes, Ford avisó a los sindicatos de que sin rebaja salarial será «difícil» asegurar el futuro de Almussafes. Con todo, la parte social rechaza recortar sueldos y la empresa sigue apelando a la «responsabilidad» de los empleados, quienes recuerdan que el coste de la mano de obra en la industria en España es de 22,8 euros la hora, de media, frente a los 36,6 euros la hora en Alemania (según Eurostat). Y la mano de obra, tanto del fabricante como de sus proveedores, puede suponer hasta un 39 % del coste total de producción de un coche. Aún así, Ford pide rebajas salariales a la plantilla de Almussafes.

Compartir el artículo

stats