Caixa Popular obtuvo en 2021 unos beneficios de 17,5 millones de euros, un 34% más que en el ejercicio anterior, tras realizar unas dotaciones de 8,23 millones de euros. Los resultados ascienden, después de impuestos, a 14,6 millones de euros, con un crecimiento del 32%. La cooperativa de crédito, que se consolida como principal entidad financiera valenciana, ha finalizado 2021 con unos depósitos de 2.213 millones de euros, lo que representa un incremento del 14%.

Desde Caixa Popular destacan el mantenimiento de «una política activa a la hora de ofrecer financiación a las empresas, cooperativas, comercios, autónomos y familias valencianas». Así, las inversiones crediticias se han situado en 1.578 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 20,67% respecto a 2020.

Las dotaciones al fondo de insolvencia de 8,23 millones de euros, sitúa la cobertura total de la morosidad en un 75%, con un ratio de mora del 3,62%.

Al cierre del ejercicio, el margen de intereses ha alcanzado los 40 millones de euros, con un incremento del 4%; y el margen bruto los 62 millones de euros, con un aumento del 11%. El ratio de eficiencia se ha situado en 59,72%. Durante 2021, Caixa Popular ha mantenido su plan de expansión y ha abierto dos nuevas oficinas (en València y Dénia).